"Volver a sesionar era una obligación de los concejales"

(25 de Mayo) - Un día después de la reanudación de sesiones en el CD, la oposición envió un escrito a la prensa donde exponen su voluntad de diálogo y hacen referencia, una vez más, al pedido de auditoría.
Ayer reinó la calma en 25 de Mayo, aunque el abismo que separa a la oposición y al oficialismo sólo invita a esperar cuál será el próximo capítulo. Ambos sectores políticos no muestran demasiadas ganas de empezar una nueva etapa y buscar un acercamiento cediendo algo de cada lado. La señal más clara fue la redacción y difusión de un texto por parte de la oposición. No fue distinta la actitud del oficialismo, que le restó importancia al paso dado por sus pares al volver al recinto.

Fue el propio presidente del CD, Nicanor Romero, quien minutos después de finalizada la sesión disparó: "Dijeron que volver al recinto fue un gesto de grandeza. Acá no hay mérito alguno. Volver a sesionar es una obligación, porque ése es el compromiso de los ediles al haber sido elegidos por el pueblo".

A través de un extenso comunicado, los concejales opositores Alejandro Ortega, Jésica Suárez, Miriam González, Darío Jiménez y Angel López, dieron a conocer su posición respecto de la decisión de sesionar ayer.

El texto.

"A la ciudadanía de 25 de Mayo en particular y a la población pampeana en general, deseamos hacerle llegar nuestra explicación sobre lo ocurrido, donde se restablecieron las sesiones del Concejo Deliberante local, con la necesidad de resolver una controversia planteada hace dos meses atrás", indica en el primer párrafo el texto aludido.

"Habiéndosenos solicitado un gesto de grandeza por parte de las autoridades provinciales que mediaron en este conflicto, y aunque convencidos de estar en la exigencia y formalidades administrativas correctas, damos nuevamente un paso hacia el entendimiento de las necesidades de nuestra población, sin importarnos si con esta actitud muchos aprovecharán para decir que estábamos equivocados", continúan los concejales opositores.

En otro párrafo de la nota, señalan: "A diferencia de otras actitudes egoístas, nos mueve solamente la motivación de continuar trabajando para nuestros pobladores, y si para ello es necesario que seamos quienes hemos de dar el primer paso así lo haremos, en pos de evitar en lo posible una Intervención Provincial con el trauma político que ello puede originar, y no por temor que alcance solamente al Concejo Deliberante."

Finalmente, hacen referencia al pedido de auditoría, solicitado tiempo atrás: "Debe quedar en claro

que aceptamos el acto de sesionar, con el compromiso formal de todos los concejales que integran este cuerpo deliberativo, de aceptar el pedido de auditoría sin condicionamientos, y el compromiso firme del presidente de este concejo a firmar el contrato de locación de servicios con el estudio al efecto ya designado, en el plazo expresado en la ordenanza."

Luis Campo.

Por su parte, el oficialismo se encargó de valorar la actuación del vicegobernador, Luis Campo, quien a través de su mediación logró evitar la intervención del Concejo Deliberante. "Acá el gran protagonista es el vicegobernador, que en cada conflicto ha dicho presente y puesto todo su esfuerzo en solucionarlo. Se ha dado un paso importante y nosotros también pusimos nuestra voluntad para que se resuelva esta situación", señaló el intendente, David Bravo.

"Nunca nos negamos a la auditoría, ya que la primer ordenanza decidiendo hacerla, fue votada por unanimidad, es decir que nuestros concejales acompañaron esa decisión, porque no tenemos nada que esconder. Les marcamos que la resolución que pretendían que aprobáramos era errónea y que había que hacer una ordenanza. Les enviamos la ordenanza aceptando la auditoría tal como la proponían y no aceptaban, porque insistían con la resolución. Afortunadamente, sus propios asesores les hicieron entender que estaba mal", agregó el jefe comunal.

Ordenanza.

Nicanor Romero también hizo su aporte: "La ordenanza, es prácticamente la misma que no aceptaron hace algunas semanas atrás. Cambia la redacción, pero el contenido es el mismo, lo que marca que nunca estuvimos equivocados. De todos modos, a nosotros lo que menos nos preocupa es la auditoría y estamos de acuerdo en que se haga, no oponemos ninguna resistencia ni ahora ni antes".

Sobre la toma del cuerpo deliberativo, dijo: "Nos preocupaba mucho el hecho de que nuestros puesteros, que día a día ven morir sus animales, no pudieran tener una respuesta urgente, cuando teníamos la disponibilidad de recursos económicos propios como para hacerlo".

Comentá la nota