VOLUNTARIAMENTE Se entregaron 4.700 armas en la ciudad de Santa Fe

Fue en el marco de la Campaña de Desarme que en esta capital impulsó la Municipalidad junto a instituciones deportivas, religiosas y juveniles. En relación con la cantidad de habitantes, en Santa Fe se entregó un arma cada 80 personas, lo que la posiciona como la ciudad del país en la que más armas per cápita se entregaron.
El secretario de Gobierno municipal, José Corral valoró que la ciudad aparezca con una buena noticia en un tema vinculado con la seguridad y concluyó que la entrega de armas sirve para salvar vidas y evitar accidentes.

En un año y medio, la ciudad de Santa Fe pasó de ser noticia por la cantidad de homicidios dolosos (muchos de ellos con armas de fuego) a ser una de las principales urbes que contribuyeron al desarme nacional, informa Diario Uno.

El departamento La Capital cerró el 2007 ostentando un récord de 116 homicidios dolosos, muchos de los cuales ocurrieron con armas de fuego de por medio y entre personas que se conocían entre sí.

El jueves pasado, luego de 17 meses de aplicación, finalizó el Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego y Municiones, que se inició el 10 de julio de 2007, y los primeros datos recabados indican que la ciudad de Santa Fe entregó 4.700 piezas y una gran cantidad de municiones, cifras que la ubican dentro de las urbes que más contribuyeron al desarme.

Si bien todavía no se actualizaron los números finales, hasta una semana antes de que finalice la campaña, la provincia había entregado 9.606 piezas, de las cuales 4.576 correspondían a Rosario, 4.567 a la capital provincial y 466 al puesto móvil instalado en Rafaela.

El subsecretario municipal de Prevención y Seguridad, Diego Poretti, consideró ayer: "Éste fue un año difícil y complicado en materia de seguridad". En ese sentido, agregó: "Habíamos heredado una situación donde había 116 homicidios que nos ubicaban al tope de los números a nivel latinoamericano por cada cien mil habitantes".

Según el funcionario, hoy el escenario es diferente: "Santa Fe está al tope de las urbes que más armas entregaron per cápita durante la campaña, con una cada 200 personas". Y agregó: "Es una muy buena noticia pensar que una ciudad que había tenido 116 homicidios en 2007, este año revirtió esa imagen siendo una de las localidades que más se desarmó".

Se reduce el peligro

En 2007, hubo 492 santafesinos que recibieron disparos que le ocasionaron lesiones y fueron 300 los que resultaron heridos por armas blancas.

Poretti advirtió que la política que impulsa la Municipalidad no apunta solamente al desarme, sino que también se busca "concientizar sobre que las armas legales también matan, y de ahí la importancia de que la sociedad civil entregue voluntariamente sus armas".

Muertos por los fierros

Según datos oficiales, uno de cada diez hogares tiene un arma de fuego al alcance de la mano. El 9,8 por ciento de los argentinos tiene armas. Estos datos se tradujeron en muerte: desde 1997 a 2005, 31.043 personas murieron en la Argentina por armas de fuego, en homicidios, suicidios y accidentes.

Esto significa que nueve personas murieron cada día por un arma de fuego. Las heridas provocadas por arma de fuego son la segunda causa de muerte violenta en el territorio nacional.

El programa de entrega voluntaria de armas y municiones se creó por 180 días, es decir que llegaba hasta el 10 de enero de 2008, pero como existía la posibilidad de una prórroga por seis meses más, se extendió y finalizó el jueves pasado. A nivel nacional se recepcionaron, en el marco de ese plan, más de 100 mil piezas y 720 mil proyectiles.

Compensación

La entrega de armas y municiones tenía un incentivo que iba desde los 100 a los 450 pesos.

$450: Pistolas 9 mm, 10 mm, 357 Magnum, 44 Magnum, 45 ACP, carabinas y fusiles 7 mm, entre otros.

$300: Revólveres 357 Magnum, carabinas y fusiles: 17, 22, 32, 38, 38-40, 44-40.

$150: Pistolas 6,35 mm, 65 mm; revólver 38, escopetas calibre 36, 20, 16, 12.

$100: Revólveres 22, 32, y otros.

Comentá la nota