Volkswagen también llegó a un acuerdo con el Smata

La automotriz Volkswagen, que posee una fábrica de cajas de cambios en Camino a San Carlos, llegó a un acuerdo...
La automotriz Volkswagen, que posee una fábrica de cajas de cambios en Camino a San Carlos, llegó a un acuerdo ayer con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) por el cual 322 obreros eventuales que habían sido despedidos finalmente permanecerán sólo suspendidos hasta el 31 de marzo, percibiendo un salario de 1.075 pesos.

Así lo informó ayer el Ministerio de Industria, Comercio y Trabajo, quien señaló que el acuerdo se alcanzó luego de una audiencia realizada en la Secretaría de Trabajo. El comunicado oficial indica que la cifra de trabajadores bajo esta situación es de 322, y no 368 como había trascendido.

Según consta en el texto del acuerdo, se mantiene abierta la opción de retiros voluntarios con indemnizaciones pactadas y se ratificó la decisión de mantener en carácter de suspendidos, evitando la cesación de servicios, a los trabajadores involucrados ofreciéndoles una retribución de 750 pesos mensuales, a los que se sumarán unos 300 pesos aportados por el Ministerio de Trabajo de la Nación a través del Programa de Recuperación Productiva. Este acuerdo tendrá una duración de cuatro meses, cesando su vigencia el 31 de marzo de 2009.

El sindicato, por su parte, accedió a estas propuestas ratificando su decisión de levantar toda medida de protesta y de continuar con el diálogo a fin de solucionar de modo definitivo el conflicto planteado.

Vale destacar que se trata de exactamente el mismo acuerdo al que el miércoles habían arribado la autopartista Gestamp y el Smata, en ese caso por el despido de 215 operarios eventuales que también fueron pasados a calidad de suspendidos.

En tanto, aún resta resolver el conflicto con la fábrica de camiones Iveco, por el despido de 42 trabajadores. El proceso se encuentra en instancia de conciliación obligatoria y continuará el próximo miércoles con una audiencia en el que buscarán acercar posiciones, aunque desde el Smata aseguran que la firma “no presentó todavía ninguna propuesta”. “El riesgo grande con Iveco es que a fin de mes vencen 360 contratos a plazo fijo y nos preocupa que va a suceder con eso”, manifestó el líder del sindicato mecánico, Omar Dragún.

Preocupación gremial

En este contexto, en declaraciones a Cadena 3, Dragún expresó su preocupación de cara al futuro.

“Yo creo que tanto las medidas anunciadas por el gobierno, como el plan que diseñó Brasil, van a ayudar a movilizar el mercado de los automóvil, pero no va solucionar todo el problema. No hay que olvidar que muchas empresas están orientadas a exportaciones a Europa o México, que son mercados que están prácticamente en quiebra y salvando a sus propios trabajadores”, analizó el gremialista.

Por eso, consideró que “va a ser lenta la recuperación del mercado”, estimando que “recién a final de 2009” se va a observar una reactivación de la actividad. “Por ejemplo, ya tenemos anuncios de que Volkswagen va a tener 53 días parada su planta el año próximo y entre cuatro y cinco días antes de que finalice el corriente año. Si las otras marcas trazan también programas con caídas de producción, esto va a repercutir en que pueda haber suspensiones”, completó.

Comentá la nota