Voces a favor y en contra sobre la regulación de la nocturnidad

Resaltan la necesidad de "dejar de hacerse los distraídos" con el tema. Además del Estado, piden ayuda de la sociedad, y resurgió el "fantasma de la Ley Duhalde".

La intención del gobierno provincial de controlar los horarios de la nocturnidad y la venta de bebidas alcohólicas fue bien vista por algunos de los actores del sector, como empresarios y hasta legisladores, aunque también se escucharon voces disidentes que recordaron la intención -en el mismo sentido- del ex gobernador Eduardo Duhalde que no llegó a buen puerto. También se resaltó la necesidad de "dejar de hacerse los distraídos" con el tema de la nocturnidad.

La concejal Cristina Coria (UCR), que reiteró su intención de "armar una mesa de trabajo para ordenar la nocturnidad", explicó que en el ámbito del distrito de General Pueyrredón existen "varias ordenanzas que regulan el tema, de distintas épocas, pero no hay una exclusivamente que hable de la nocturnidad".

La edil se mostró de acuerdo con establecer horarios "si se puede ordenar", aunque defendió "la potestad de los municipios de hacerlo, ya que no todos tienen las mismas realidades".

En su opinión, los controles de nocturnidad en la ciudad "no funcionan bien, desde que se están desarrollando estas actividades para las que los lugares no están habilitados, como sucede en las zonas de Alem e Yrigoyen. Hay que ajustar los controles, tenemos que reordenar las normas, que sean menos y más claras".

"Si los controles son permisivos -añadió- terminan siendo noticia para el sistema y para los barrios, aún entendiendo el esparcimiento y la actividad nocturna. Tienen que ser lugares aptos y con las condiciones que deben reunir, no es lo mismo habilitar un restaurante que una discoteca".

Finalmente, la edil radical aseguró que "no sólo es responsabilidad del Estado. Después de tantos años de tratar el tema me surge que hay una sociedad distraída con este tema. Un joven puede excederse, una, dos, tres noches, pero en algún momento alguien en la casa le tiene que preguntar qué está haciendo".

Por su parte, su compañero de bancada, el concejal Maximiliano Abad expresó su duda acerca de la efectividad de este tipo de prohibiciones, debido a que "la solución no está en un horario tope, ya tuvimos este tipo de prohibiciones y la práctica nos demostró que, lejos de ser efectivas, tienden a acentuar estos problemas derivados de la nocturnidad".

Al referirse a la llamada Ley Duhalde, destacó que "cuando Duhalde estableció esta regulación con horario de cierre a la 3.30 de la madrugada, además de ser polémica, produjo la reacción inversa en los jóvenes, el consumo de alcohol prosiguió de la misma forma, los controles siguieron siendo inexistentes, los jóvenes encontraron distintas formas de evadir esta norma, y lo que era peor, estaban a altas horas de la madrugada alcoholizados y en la calle. Es decir que tampoco contribuyo en materia de seguridad".

El edil, autor de la ordenanza que regula la actividad de los patovicas, finalizó asegurando que "el problema de la nocturnidad nos preocupa a todos, más aún a aquellos que representamos los interés de ciudades turísticas. Pero no podemos permitir que exista una proliferación de medidas "efectistas" en vez de "efectivas", soluciones que busquen grandes notas en tapas de diario pero que no solucionen los problemas de fondo".

En ese sentido, estimó que podría ser "un programa integral educativo que genere conciencia en los menores y jóvenes, y también en sus padres, como ser los controles por parte del Estado. Estoy seguro que si se investiga se puede determinar quienes son los que en la noche le venden alcohol a los menores".

Control

En el ámbito local, los controles nocturnos -ya sea por el tema horarios, de ocupación o la venta de alcohol- corren por cuenta de la dirección de Inspección General. Su titular, José María Lopetegui, se mostró "convencido de la necesidad de regular los horarios", calificó de "espectacular" su puesta en práctica y anunció la existencia de "una ordenanza que regula el delivery".

En cuanto a la venta de alcohol a menores, señaló que con la nueva normativa se podrán "ordenar muchas aristas de estas cuestión", a la vez que reconoció que funciona "sin problemas" la prohibición de venta de bebidas espirituosas en las estaciones de servicio.

En tanto, desde la Cámara de Restaurantes, Bares y Afines (Carba) manifestaron su intención de sumarse a la mesa de trabajo propuesta por la concejal Cristina Coria aunque reconocieron que no los invitaron.

"Es un tema muy amplio para tratar -dijo Juan Rodriguez, de Carba- pero la ley de Duhalde fracasó porque no paraban de hacerse fiestas en las casas. Se implementó y no hubo más control, la gente se quedaba deambulando. Queremos juntarnos a dialogar para llegar a una solución consensuada".

Por su parte, Pedro Eugenio del Buono -de la producción de Sobremonte- aseguró que "no sé bien qué quieren hacer, pero estoy a favor de que empiece más temprano, así se evitarían las previas ridículas. No me gusta que me lo impongan pero me parece bárbaro que se baile más temprano".

"Ya que copiamos tantas cosas de todos los lugares del mundo -concluyó- podríamos implementar el hecho de salir más temprano. Es ridículo que se salga a las 3 o haya chicos que se acuesten y luego se levanten para salir".

Campaña

El gobierno bonaerense lanzará una campaña destinada a evitar la venta de alcohol a menores de edad y a controlar el consumo de bebidas alcohólicas en horarios nocturnos.

El subsecretario de las Adicciones del ministerio de Desarrollo Social bonaerense, Edgardo Binstock, precisó que en las próximas horas comenzará una "fuerte campaña" destinada a lograr el cumplimiento de la ley en lo que respecta a nocturnidad y consumo de alcohol.

"Vamos a salir con una fuerte campaña y los inspectores de la Provincia van a estar en las calles", advirtió Binstock y remarcó que se va a impedir "la venta indiscriminada de alcohol a menores", en alusión a la venta de este tipo de bebidas a menores en maxikioscos, estaciones de servicio y locales bailables.

Binstock consideró que "estas combinaciones de bebida blanca que se hacen terminan en situaciones de violencia que vemos a menudo en los boliches del conurbano, con enfrentamientos de grupos de jóvenes".

"Apelaremos a la responsabilidad empresaria, pero con la fuerza de la ley", sostuvo, al considerar necesario que se respete la normativa de la ley para evitar en los menores el consumo indiscriminado de alcohol y cócteles de pastillas y bebidas.

Con respecto a la posible restricción del horario de funcionamiento de los boliches nocturnos, expresó que "es una preocupación fuerte del gobernador", pero admitió que es un tema complejo en el que intervienen varios factores como por ejemplo el transporte.

Comentá la nota