El año que viviremos en peligro

Por Martín Dinatale

No son pocos los analistas políticos y económicos que advierten que el año que despunta será agitado, difícil y crítico. No faltan razones para sospechar que este año viviremos en peligro.

La presidenta Cristina Kirchner regresa hoy de su estadía festiva en El Calafate y no la espera formalmente una agenda cargada para esta semana. En rigor, la única actividad que anoche informó oficialmente la Casa Rosada para la jefa del Estado es una reunión con un grupo de legisladores norteamericanos. Sin embargo, la agenda a corto plazo de la política es la que alienta incertidumbre y hace pensar en un horizonte con nubarrones. Veamos:

1-El Gobierno deberá definir una estrategia para enfrentar a la mayoría opositora en el Congreso. El arma más visible que aparentemente utilizará la Presidenta para eludir este obstáculo parecería ser el de los vetos a las leyes o el de los decretos. Pero en este último caso ya se vio que el Parlamento objetará los DNU que emita Cristina Kirchner si antes no tienen una revisión expresa de los legisladores.

2-La deuda de las provincias por los fondos de coparticipación amenaza con llegar a la Corte y convertirse en un verdadero dolor de cabeza para la Casa Rosada. De hecho ya son 14 los gobernadores que llevaron este reclamo al máximo tribunal que se expedirá en lo inmediato.

3-Los intendentes del conurbano están ahogados económicamente. Pero ni los Kirchner ni el gobernador Daniel Scioli están dispuestos a auxiliarlos. Ante este panorama se podría vislumbrar un éxodo de kirchneristas hacia las filas del Pro, el PJ disidente o el duhaldismo puro.

4-El uso de reservas por parte del Banco Central por la vía de un decreto también amenaza con convertirse en un verdadero problema para el matrimonio presidencial. No sólo será objetado por el arco entero de la oposición en el Congreso sino que empezó a generar cuestionamientos desde la Justicia.

5-Una fuerte embestida de la dirigencia sindical se avecina desde marzo. Los popes de la CGT advirtieron que habrá reclamos de entre el 15 y el 25 % de aumentos salariales. En el caso de que esto no se logre se esperan conflictos gremiales multiplicados.

6-El peronismo está "anarquizado", como advirtió ayer el sindicalista de Luz y Fuerza Oscar Lezcano. Esto no sólo alcanza a los Kirchner sino al resto del peronismo disidente que hasta ahora no encuentra un solo candidato con posibilidades de hacerle sombra al radical Julio Cobos.

7-El avance de la Justicia en algunas causas que comprometan a funcionarios de la Casa Rosada también se encuentra entre las variables que manejan los dirigentes del PJ y de otras fuerzas en el horizonte cercano.

8-La falta de acuerdos en la oposición legislativa estará latente desde los primeros días de marzo en que el Congreso empieza a funcionar por su cuenta y se pone en juego el rol de las mayorías contrarias al kirchnerismo.

9-El crecimiento de los niveles de pobreza y la falta de una respuesta oficial a ello, más allá de los planes sociales de emergencia aventuran un año complicado en términos sociales.

10-Las peleas internas por la competencia electoral de 2010 estarán presentes en todo momento. Pensar en 2010, es proyectar en 2011, con las pujas partidarias y de candidaturas que con esto se prevé.

Por todo ello, desde esta semana comienza un año en el que permanentemente, guste o no, viviremos en peligro.

Comentá la nota