Vivir en Bariloche cuesta el triple que en el Gran Buenos Aires

En la ciudad rionegrina se necesitan 1.343 pesos mensuales para las necesidades básicas
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Una familia tipo necesita en esta ciudad un ingreso de 1.343 pesos mensuales para cubrir sus necesidades alimentarias, mientras que la medición del Indec para el Gran Buenos Aires ubica esa línea en los 469 pesos.

La comparación da clara muestra de las diferencias en el costo de vida de ambos núcleos urbanos, que también aparece en la "canasta básica total" empleada para medir la línea de pobreza.

Mientras en el conurbano bonaerense, según el INDEC, a una familia le alcanza con ingresos por 1.056 pesos por mes para no ser pobre, en Bariloche debe reunir no menos de 2.815 pesos.

Los datos para esta ciudad se desprenden del relevamiento efectuado en noviembre último por el Centro de Estudios Regionales y el grupo Nutriente Sur.

Las entidades que firman el estudio aclararon que el valor fijado como límite para la línea de pobreza no incluye el pago de alquiler ni expensas, el mantenimiento de un vehículo y tampoco otros gastos considerados no esenciales como la educación privada o un servicio prepago de salud.

El estudio indica también que en Bariloche los precios al consumidor aumentaron durante noviembre un 0,97 por ciento. La inflación proyectada para todo 2009 por CER-Nutriente Sur es de 16,48 por ciento, lo cual marca un descenso notorio en relación con 2008, cuando alcanzó el 25,45 por ciento.

Los investigadores atribuyen esa "desaceleración" a la retracción del consumo y el "achicamiento de los presupuestos familiares". Ese nuevo escenario afectó la demanda interna y obligó al comercio local a "rever precios, revisar costos y reducir márgenes" de utilidad, según señala el informe.

También advierte que tuvo incidencia en la baja de la inflación "la suspensión o anulación de los aumentos ya anunciados para las tarifas de servicios".

Otras razones señaladas son la caída de actividades clave como la construcción y el turismo y la relativa estabilidad en los precios de los combustibles, "que son decisivos para la formación de costos". Esto a pesar de que persiste una no explicada diferencia de precios con Buenos Aires, al punto de que la nafta súper cuesta en Bariloche casi un 20 por ciento más que en la metrópoli.

El pronóstico de inflación para todo el año en esta ciudad (16,48 por ciento) contrasta con el apuntado por el INDEC para capital y gran Buenos Aires (6,70%) pero no tanto con el estimado por consultoras privadas para esa misma zona, que se ubican entre el 15 y el 15,30 por ciento.

Hasta el 30 de noviembre el índice general de precios al consumidor creció en Bariloche un 15,04 por ciento.

Comentá la nota