Viviendas terminadas y sin entregar están repletas de rajaduras y semidestruidas

Un grupo de viviendas ubicadas en el corazón de la localidad de Misión Laishí, en el departamento Laishí, al sur de la provincia, está totalmente destruido y abandonado pese a que exhibe obras finalizadas.
El triste paisaje, se yergue en medio de varios barrios con algunas familias con precarias casas que les hubiera venido bien haber sido adjudicatarias de esas "soluciones habitacionales", que nunca entregó el gobierno.

Colapso

Las viviendas, presentan profundas grietas y rajaduras que hacen suponer el colapso de toda la estructura, de la que no se observa cartel de obra.

En otros casos, las aberturas están dañadas, rotas, o incluso robadas, y todo inmerso en pastizales que dan una idea del tiempo que permanecen abandonadas tales edificaciones de las que es responsable el Instituto Provincial de la Vivienda, que dirige el ingeniero Martín Muracciole.

Estado deplorable

Prácticamente la totalidad de las viviendas de ese grupo ubicadas en Laishí, están en un estado deplorable, exhibiendo rajaduras que se extienden por toda la estructura, y con un ancho aproximado de un centímetro, muy visibles desde lejos.

Si bien en la capital provincial el gobierno entregó viviendas en los últimos tiempos, en el interior la realidad es diametralmente opuesta, con viviendas terminadas sin entregar que se están echando a perder y no están habitadas por nadie, mientras que la zona crece y necesita constantemente un techo digno para las nuevas familias que van sumándose a la sociedad de Laishí.

Comentá la nota