Las viviendas no serán desalojadas hasta que el fallo no esté firme

El lunes será apelado el fallo del juez Tapia que ordenó desalojar las casas ocupadas en el barrio El Martillo. Por eso es que la restitución deberá esperar hasta que falle la Cámara.

El desalojo de las viviendas ocupadas en el barrio El Martillo por más de 50 familias que reclaman la atención del Estado en su problema habitacional recién podría llevarse a cabo 48 horas después de que quede firme el fallo emitido el jueves por el juez Juan Tapia.

La resolución definitiva la dará la Cámara de Apelaciones si es que Juan Pablo Gelemur, abogado de las familias que ocupan las casas del Plan Dignidad, recurre el fallo de Tapia tal como se cree. Esto en tiempos judiciales, sería no antes de 15 días. Vale recordar que por otro camino está pendiente en el Juzgado de Garantías N° 2 a cargo de Saúl Errandonea un recurso de amparo interpuesto por Gelemur y el propio juez Tapia tiene que resolver un pedido de sobreseimiento previo al fallo de desalojo, aunque ninguno de estos afectan la medida cautelar de desalojo ni su ejecución.

Gelemur apelará el fallo de desalojo y esto sería recién presentado el lunes, ya que pudo saberse que el letrado está confeccionando la lista de ocupantes y su situación habitacional.

Una de las principales cuestiones a resolverse es cuándo se considera firme la medida cautelar de desalojo. Si bien se trata de una medida similar a un embargo o una detención, ya que las medidas instructorias que se disponen en el curso de una investigación penal se ejecutan inmediatamente, la aclaración hecha por Tapia de "otorgar un plazo de 48 horas desde que la presente resolución quede firme para que los mismos se retiren pacíficamente del lugar" tiene un sentido muy claro. En Mar del Plata existe jurisprudencia que dispone lo contrario a la ejecución inmediata, motivo suficiente para que Tapia entienda que a su medida le faltará la ratificación de la Cámara.

Y el carácter jurídico de definitivo se lo daría el fallo de la Cámara de Apelación, porque entonces se habrían agotado las dos instancias y con eso la ejecución de la medida puede realizarse sin ningún tipo de inconveniente.

Cuando llegue a la Cámara

Según pudo saber LA CAPITAL, en el ambiente judicial existe unificación de criterios en cuanto a este tipo de casos. "No hay ninguna duda sobre la comisión de un delito de usurpación de propiedad, la Cámara lo advertirá inmediatamente", dijo una fuente tribunalicia.

Por eso es que se cree que la Cámara de Apelaciones ratificaría el fallo de primera instancia y sostendría la orden de desalojo. De mantenerse dentro de los tiempos acostumbrados, no antes del 15 de febrero estaría la Cámara emitiendo su respuesta jurídica, pero entonces (si es como se cree que será), y los ocupantes de las viviendas deberán retirarse o serán desalojados.

Por ello es que, en las últimas horas, la fiscal Trill se contactó con un organismo de derechos humanos para pedirle su asistencia al desalojo. La comunicación se efectuó de Mar del Plata a La Plata, donde tiene sede esta entidad, y se acordó que cuando sea inminente el operativo se la convocará.

En ese hipotética situación de desalojo -puede no darse si las familias se retiran por propia voluntad, algo difícil de imaginar- la Municipalidad tendrá que poseer un censo de las personas ocupantes, para establecer un servicio de albergue transitorio si es que alguna de ellas no cuenta con vivienda. Un auxiliar del Ministerio Público Fiscal habría hecho un relevamiento en el barrio General Pueyrredon y determinó que no existirían familias en situación "de calle". No obstante, durante el desalojo se instrumentará un servicio asistencial para evitar gente que quede sin vivienda.

Ayer la fiscal Trill recibió a los habitantes de la Villa de Paso que aguardan ser relocalizados en las viviendas ocupadas. La reunión tuvo como objetivo informar sobre el estado jurídico de la causa que impulsa Trill.

Para Viñas se vienen meses complicados en lo social

"Va a haber complicaciones en los próximos meses en lo social. La crisis internacional y nacional, que se refleja en la falta de empleo en Mar del Plata, genera una incertidumbre que es preocupante", dijo ayer María del Carmen Viñas, titular de Desarrollo Social de la comuna.

En declaraciones efectuadas al portal www.loquepasa.net. Viñas indicó que "la crisis del puerto y el fin de la temporada de verano, sumado a la crisis internacional, generan un panorama complicado de cara al resto del año". "Entendemos que habrá complicaciones en los próximos meses", señaló.

Sin embargo, la funcionaria manifestó que existe cierta previsión en la comuna para enfrentar esta problemática. "Tenemos distintos planes -señaló- y políticas sociales que ayudarán a paliar la situación".

"Desarrollo Social no puede resolver el problema social. Las distintas secretarías de la comuna deben trabajar en conjunto. Apuntando fundamentalmente en la cuestión del empleo", expresó.

Finalmente aseguro tener "una serie de políticas sociales generadas por nuestra área, Provincia y Nación, que de alguna manera ayudarán a paliar la situación. De todas maneras si se acentúa la crisis y la falta de empleo serán tiempos difíciles".

Comentá la nota