Viviendas: Ríos se quejó por la falta de transparencia

El intendente de Belén responsabilizó al equipo técnico del IPV por los conflictos en la entrega de viviendas.
El intendente de Belén, Daniel Ríos, responsabilizó directamente al equipo técnico del IPV por el conflicto que se generó en la entrega de 60 viviendas en Belén. El jefe comunal se refirió a la falta de transparencia en la selección de los adjudicatarios. Dijo que confió en la tarea de las asistentes sociales y pidió a las autoridades del IPV abrir el diálogo para escuchar a la gente.

La semana pasada vecinos que no aparecían en el listado de beneficiarios de viviendas decidieron trasladarse a los barrios y hacer guardia para que no sean entregadas. Argumentaron que existían situaciones de injusticia porque se beneficiaba a personas que se habían inscripto hace poco tiempo o que no reunían los requisitos para acceder a una casa.

Varias de las familias adjudicatarias de las 60 viviendas y los otros que reclaman por una casa pasaron la Nochebuena custodiando las viviendas que no pudieron ser entregadas. El fin de semana no se movieron del lugar a la espera de una reunión que debería concretarse hoy o mañana para encontrar una salida al conflicto. La Navidad se hizo presente con la solidaridad del pueblo porque los comerciantes organizaron una colecta de alimentos para ayudar a los "guardianes" de las casas.

El miércoles pasado, el intendente Daniel Ríos y algunas de las familias que reclaman por una vivienda se habían trasladado hasta la ciudad Capital para mantener una reunión con el secretario de la Vivienda, Pedro Molas, pero no fueron atendidos. Según Ríos, esperaron desde las 20 hasta la medianoche sin obtener respuesta.

Ante el fracaso del encuentro, los vecinos regresaron a la ciudad de Belén para continuar con la vigilia nocturna que se mantuvo durante todo el fin de semana. Al intendente sólo lo recibió el ministro de Gobierno, Javier Silva, quien se comprometió a gestionar algún tipo de audiencia. Hoy, con el regreso de la actividad administrativa, el intendente espera por alguna definición. Aunque el secretario Molas fue contundente al señalar que se trata de una usurpación y sólo resta la actuación de la Justicia.

En declaraciones a Radio Ancasti, Ríos se mostró sorprendido por el tenor de los acontecimientos en su comuna y confesó que en algún momento temió que lo lincharan por la furia que existía. Fue claro y responsabilizó al equipo técnico del IPV por los problemas. "Hay responsables para ello hay asistentes sociales y tendrían que haber hecho lo que corresponde", dijo. "Yo sólo trato de preservar la paz social porque no voy a permitir que se peleen entre vecinos y por eso estuve desde el primer momento", justificó para descomprimir las críticas con respecto a su actuación.

"Si se hubiera publicado el listado antes... es el procedimiento que se ha utilizado, me tienen que entender que no es un invento de la gente, aquí nos conocemos todos y no puede haber margen para el error. Hay que reconocer que uno comete errores. Yo también hubiese querido que el Gobernador esté y sea todo un festejo", agregó.

Es que funcionarios del Gobierno provincial responsabilizaron al dirigente radical por instigar el conflicto. "Se que me deben estar odiando porque piensan que yo ando detrás de esto. Yo lo único que quiero es estar con mi comunidad. Entiendo la postura del Gobierno provincial porque sienta un precedente peligroso pero lo que quiero ver es como destrabamos la situación", comentó.

El fracaso de la entrega en las viviendas comenzó el lunes pasado cuando algunos vecinos se enteraron de quienes eran los beneficiarios. Según trascendió, el malestar era porque entre los adjudicatarios había familias que no reunirían la condición de la antigüedad para recibir una casa.

Durante la jornada el intendente tratará de buscar una solución que permita una salida al conflicto entre adjudicatarios y demandantes.

Malestar

Funcionarios del Gobierno provincial no disimularon su malestar con el intendente Daniel Ríos. Aseguran que el jefe comunal instigó a algunos vecinos para que reclamen.

Comentá la nota