112 Viviendas: El programa se reencamina con casas más pequeñas

Una empresa por módulo cotizó en la nueva licitación cuyas ofertas se conocieron el jueves. Las viviendas del plan fueron reducidas en 11 metros cuadrados y los valores de los mismos treparon al doble. El programa se instrumentará con dos módulos de 42 unidades habitacionales y uno de 28.
El programa de 112 casas en el barrio Favaloro, correspondientes al Plan Federal de Viviendas, parecería encaminarse nuevamente. El pasado jueves, en el Palacio Municipal, se abrieron los sobres con ofertas técnicas y económicas de empresas que buscan adjudicarse la obra. Esta vez el plan se prevé en tres etapas y para cada una de ellas hubo un oferente distinto. El flamante Secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Ingeniero Gustavo Salomone, fue quien explicó los detalles de esta modalidad.

"Bajo un programa reconvertido esto vuelve a encaminarse, con algunas modificaciones que intentan sanear los conflictos que hemos tenido, que tuvimos en las anteriores, como por ejemplo que el precio de licitación es precio tope, por cuanto no se pueden pasar de lo que marca Nación.

Esto sucedió en el anterior proceso licitatorio donde la única empresa cotizó un veinte por ciento por encima del presupuesto oficial, lo que significó que no se adjudicara nunca la obra", señaló el funcionario. La otra modificación tiene que ver con la división en módulos de las 112 unidades habitacionales: dos de 42 y unp de 28. Por cierto también las licitaciones son diferentes y se realizaron por módulo. Por cada uno de ellos hubo un solo oferente.

Las tres firmas son de la ciudad de Buenos Aires. El primer módulo tuvo como cotizante a AFG Construcciones, que ofertó un 1 por ciento menos que los valores oficiales: 3.383.000 pesos. El segundo módulo tuvo como oferente exclusivo a Grappe Constructora, que ofertó algunos pesos menos que los topes oficiales y el tercer módulo encontró a la empresa Celcosur. Las tres empresas no tienen hasta hoy obras realizadas en la ciudad de Mercedes. Para el Secretario Municipal fue positivo que haya existido una sola oferta, pensado en términos de apurar las gestiones.

Según informó Salomone, durante el fin de semana se iba a trabajar en la revisión de las documentaciones presentadas a efectos de acelerar las tramitaciones pertinentes, para poder concretar las preadjudicaciones en las próximas horas. No se descarta que puedan haber algunas observaciones, pero se presume serían mínimas. El trámite siguiente es enviar a las autoridades nacionales toda la documentación para que se adjudiquen en forma definitiva y poner plazos para el comienzo de la ansiada obra.

Esta vez con mayores garantías de acuerdo a lo que entienden los especialistas, dado que en muchos distritos, adjudicar a una empresa cientos de viviendas demostró en la práctica que el cumplimiento no había sido el esperado. Una muestra es el plan de 112 y tampoco escapa a ello el primer plan de 97 que en sus últimos pasos se empantanó (ver aparte). El nuevo intento busca que las licitaciones no se excedan de las cincuenta unidades habitacionales.

El tema valores también pasa a ser un dato no menor de esta nueva licitación. El anterior y frustrado proceso tenía un presupuesto cercano a los 6 millones de pesos con viviendas de 55 metros cubiertos. Ahora los valores treparon a casi nueve millones con casas de 44 metros cuadrados. Una simple cuenta permite observar que el valor del metro cuadrado en el primer llamado era cercano a los 970 pesos, ahora ese valor se ubica en el orden de los 1.820 pesos, lo que es casi decir el doble.

Un dato estadístico claro y contundente. El estado nacional fue claro en la reconversión y dijo disponer de una determinada cantidad de dinero, no más. Precisamente para que Mercedes no pierda el plan de 112 el recorte no fue de fondos sino de metros cubiertos. En total son mil doscientos menos los que tendrá este nuevo plan.

Comentá la nota