Las viviendas, en un hilo: una reunión entre Municipio y constructoras terminó en la nada.

Hacía una semana que los canteristas/constructores querían una respuesta. Se reunieron, pero no hubo ningún dato concreto. "Nada para decir", fue el único comentario. Arregui viajaría este martes a Nación.
"No podemos decir nada porque no hay precisiones". Con esa simple frase uno de los canteristas que en la mañana de este lunes se reunió con el Municipio cerró toda explicación sobre lo sucedido en el encuentro con las autoridades locales, en un mar de dudas sobre la construcción de las 1.000 viviendas.

En realidad, la reunión de la mañana de este frío lunes responde a una parte: las 258 viviendas que tomaron dos canteras (a falta de constructoras) luego de que el bloque mayoritario de licitaciones se cayera porque las empresas locales no aceptan los costos ofrecidos por la Nación.

Nadie quiere hablar demasiado del tema, ni siquiera a nivel municipal, pero es probable que este lunes hayan estado a solas, cara a cara, un grupo de canteristas que se presentaron en la licitación y el intendente José Eseverri.

El único que infoeme.com pudo contactar, Omar Bonsignore, no quiso hablar: "no puedo decir nada porque no hay nada para decir, y no se puede hablar sin precisiones", dijo antes de cerrar el diálogo. El canterista, de la empresa Piamar, es uno de los dos (la otra empresa es Compañía Industrial Buglione y Martinese Hermanos SA) que se presentaron a la licitación para aprovechar su ventaja comparativa en el acceso a materiales a menor costo.

Eso fue el 2 de junio, cuando las dos empresas se presentaron en la licitación. Piamar iba a construir 132 casas en el barrio Pickelado por 10.604.104 pesos. Mientras que Buglione y Martinese se adjudicó otras 126 viviendas en la misma zona por 10.123.344 pesos.

Pero desde ese momento hasta ahora no hubo más novedades y pasadas las elecciones todos empezaron a temer que los fondos no llegaran. Por eso las empresas venían pidiendo una reunión desde hace tiempo.

Este lunes el encuentro se concretó. Resultados: ninguno concreto, salvo la confirmación de que incluso el Municipio está en una total incertidumbre, que hay mucha preocupación y que tal vez este mismo martes la secretaria de Obras Públicas, Margarita Arreguim, viajará al Ministerio de Planificación que conduce Julio De Vido para traer algún dato en firme de lo que sucederá con las casas, que son la obra más reclamada por los olavarrienses.

Las viviendas de los canteristas no son las únicas ni las más atrasadas. Antes, el 30 de abril, las empresas Aries, Fanit y Redantel ganaron la construcción de 388 (el resto no tuvo oferentes por desacuerdo con los costos) y desde ese momento no hubo más novedades acerca de los fondos.

Comentá la nota