Viviendas entregadas en Andalgalá presentan diversas falencias edilicias

En el transcurso de esta semana, representantes de los vecinos traerán sus quejas hasta el IPV.
Halagos en

la entrega Adjudicatarios del barrio 90 viviendas, situado en la localidad de Malli II (Andalgalá), expresaron su malestar por las diversas falencias edilicias que presentarían las unidades habitacionales, las cuales quedaron expuestas tras las lluvias que se registraron días pasados.

El barrio fue entregado el 23 de diciembre de 2009 y a menos de un mes de su estreno ya comenzaron a aparecer los inconvenientes, principalmente, de edificación.

Los vecinos, notablemente molestos, comenzaron a agruparse para hacer llegar sus reclamos a las autoridades del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV).

La mayor problemática estaría centrada en las filtraciones de los techos de la mayoría de las viviendas, que no pudieron sortear con éxito la primera lluvia del año.

Y a esto debe sumarse también diversos inconvenientes en las aberturas y cañerías de gas.

En muchos casos, los propietarios de las viviendas comenzaron a enmendar las falencias edilicias a los fines de evitar un mayor deterioro y resentimiento de las construcciones.

De igual forma, los vecinos solicitarán a las autoridades del IPV que se descuenten de las cuotas las reparaciones efectuadas por los damnificados.

Garantía

A su vez, solicitarán la ejecución de la garantía del barrio. Es decir, un plazo perentorio con el que cuenta la empresa constructora de las mencionadas viviendas, para subsanar los inconvenientes edilicios y reemplazar -en que caso que corresponda- las aberturas defectuosas.

Para esto, representantes del barrio 90 viviendas de Malli II, se harán presentes esta semana en las oficinas del IPV en esta ciudad capital.

Por otra parte, los vecinos también quieren conocer el monto final de las cuotas que cobrará el Instituto de la Vivienda.

Halagos en la entrega

A diferencia del conflicto con las viviendas de Belén, el acto del 23 de diciembre en Andalgalá estuvo plagado de halagos y agradecimientos al Gobierno provincial.

Fue el intendente andalgalense, José Perea, quien intentó marcar diferencias con su par belicho, Daniel Ríos.

En varios tramos de su discurso, Perea agradeció al gobernador Eduardo Brizuela del Moral por continuar construyendo viviendas en su departamento y por las obras públicas ejecutadas desde la provincia. Y hasta habló de los esfuerzos del Ejecutivo Provincial para hacer obras.

Comentá la nota