Viviendas: dudas de la oposición sobre el nuevo proyecto

Dicen que hay infinidad de aspectos que la ley no especifica. El Frente Cívico, además, pretende que el oficialismo considere el proyecto alternativo que se presentó.
Aunque la oposición reconoce el gesto del oficialismo de haber dado de baja el proyecto que implicaba otro endeudamiento para construir viviendas, la mayoría estima que no será fácil llegar a un acuerdo a partir de la nueva propuesta redactada por el Ejecutivo.

En líneas generales, los integrantes del Frente Cívico Federal (UCR, Confe, ARI y justicialismo disidente) estiman que al proyecto le faltan demasiadas especificaciones como para ser aprobado sin más. La idea es tratarlo el miércoles que viene en Diputados para que los partidos tengan la oportunidad de estudiar la nueva propuesta a fondo.

Por otra parte, dicen que no es verdad que la nueva versión no implique endeudamiento sino que éste sólo es un poco más "amable" debido a que -en principio- no comprometería los fondos de la coparticipación ni las regalías.

Pero la gente del Frente Cívico, además, no está del mejor ánimo ya que, explican, están cansados de que al Ejecutivo "le entre el apuro" cuando los proyectos ingresan en la Legislatura, "después de tenerlos meses durmiendo" en los despachos de la Casa de Gobierno.

Sin ir más lejos, algunos ponían el ejemplo de la varias veces postergada visita del ministro de Hacienda, Adrian Cerroni, que ayer tampoco concurrió a dar explicaciones a la Casa de las Leyes.

Por otra parte, el malestar también estaba relacionado con que la oposición se sintió "apurada" por el oficialismo que amenazó con llevarles a la sesión a las cooperativas de vivienda y a los adjudicatarios para que los presionaran y así lograr la aprobación de la ley.

"Quieren echarle la culpa a la oposición, pero nosotros estamos siendo responsables con lo que implica esta ley", expresó la diputada radical Liliana Vietti, quien ayer estuvo en el Ministerio de Hacienda para interiorizarse sobre el tema.

La legisladora expresó que en las reuniones con los sectores de la construcción y la vivienda, los responsables han comprendido perfectamente los planteos de la oposición que pide ser cuidadosos a la hora de contraer deuda.

En este sentido, Andrés Marín, presidente del bloque de Confe, explicó que las movidas mediáticas y las presiones sindicales en contra de la oposición no resisten análisis y no se condicen con la lentitud y la poca gestión del Gobierno. "Hace cinco meses que le están dando vueltas al asunto y, cuando la oposición elabora un proyecto alternativo, en dos horas cambian todo", lanzó el legislador.

Más allá de ciertos resquemores políticos, los diputados y los senadores del Frente explican que todavía no estudian en profundidad la propuesta pero ya tienen algunos cuestionamientos técnicos.

El principal es que creen que el proyecto sí implica un endeudamiento de la provincia a pesar de que el oficialismo se empeñe en decir lo contrario. La diferencia con el proyecto original es que no se utilizaría los recursos de la coparticipación y las regalías como garantía pero, dicen, el dinero del Fondo Nacional de la Vivienda y del IPV siguen "seriamente comprometidos" en el largo plazo.

"El Ejecutivo sigue dando un salto al vacío por no querer considerar una etapa más austera y sincera", argumentó el senador Guillermo Amstutz (Unión Peronista), quien -además- consideró que se trata de una "picardía" del Gobierno porque se basa en el mismo acuerdo firmado en febrero y sobre el que se realizó la primera ley. En realidad, ni siquiera los justicialistas entienden por qué no presentaron el nuevo proyecto desde el principio ya que, admiten, en la primera instancia estaban ofreciendo garantías excesivas.

El concertador Roberto Blanco , por su parte, coincidió con Vietti en que la nueva ley no especifica varios puntos lo que genera más dudas entre los legisladores que desconfían del apuro del Ejecutivo. Qué tipo de tasa y a qué precio, quién pagará el costo financiero de las viviendas y quién se hará cargo del monto que no cubre el plan original son algunas de las claves sin especificar.

Desde el Partido Demócrata, en tanto, adelantaron que ven con mejores ojos el nuevo proyecto oficial debido a que no implicaría un endeudamiento tan descarnado pero advirtieron que todavía están estudiando el plan.

El oficialismo, por su parte, confía en salir airoso el próximo miércoles debido a que creen que fueron subsanados los inconvenientes que molestaban a la oposición como el endeudamiento a largo plazo. La gente del Frente Cívico, en tanto, espera que el justicialismo estudie seriamente la propuesta alternativa elaborada por ellos para, el lunes, poner los dos proyectos sobre la mesa.

Comentá la nota