Vivienda: "El Estado tiene dinero para financiar las obras".

Con o sin empresas interesadas en construir, las mil viviendas serán una realidad para Olavarría. Así lo había planteado Fernando Lanes, asesor de la subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del ministerio de Planificación el martes, tres horas antes de que el mismísimo Julio De Vido anunciara que a pesar del contexto las casas se harán de cualquier modo. "Hay empresas que quieren ganas más y está muy bien. Otras licitan y hacen las obras", fue el argumento del funcionario cuando los interrogantes giraron en torno de las 388 viviendas licitadas sobre el total de mil prometidas. Las 612 que quedaron en el camino "se pueden hacer por administración o volver a licitar", había señalado.
"Algunas empresas aducen que es poco el monto de 80 mil pesos para 44 metros cuadrados y puede no convenirles: quieren ganas más y está muy bien. Otras licitan y hacen las obras. De hecho hay casi 11 mil en la Provincia ya licitadas con este monto", fue el argumento que puso sobre la mesa Fernando Lanes.

El funcionario de De Vido aclaró, como ventaja, que el Estado ofrece un "anticipo financiero del 15% más una reserva de un 7% para entrega de certificado" a las empresas constructoras, promediando "un 20% que eso con los privados no sucede. Pero cada empresa tiene derecho a presentarse o no".

No obstante, y más allá de los empresarios que pretenden una actualización presupuestaria, no se revisarán los montos "porque es una ley nacional" y "hay un convenio marco con las provincias y de ser así habría que parar las obras en ejecución", advirtió Lanes.

Comentá la nota