Vivienda arreglará los techos dañados pero habrá que pagar las reparaciones

El Instituto de Vivienda (Ipduv) comenzó a solucionar los problemas en algunas casas del barrio Santa Inés donde se produjo la voladura de techos aunque todavía hay vecinos que no consiguen que el gobierno provincial resuelva sus problemas.
En ese sentido se estudia el cobro en pequeñas cuotas para quienes no tienen grandes ingresos, con el objetivo de pagar reparaciones, pero se ratificó que se arreglarán los techos dañados.

El titular del Ipduv, José Valentín Benítez, dijo que son 75 las casas que sufrieron las consecuencias del vendaval y se realizan dos trabajos en forma paralela en el barrio Santa Inés. Por un lado el trabajo específico de arreglo de los techos que se volaron; y a la par, un relevamiento para saber en qué condiciones económicas se encuentran los moradores de las viviendas.

"Obviamente vamos a cobrar el trabajo porque las casas ya tienen muchos años de antigüedad", dijo Benítez y por ese motivo insistió en que "estamos haciendo los trabajos con asistentes sociales y obviamente vamos a buscar las formas para que la gente acceda a condiciones de pago flexibles".

"Si la gente no dispone de dinero suficiente para hacer la reparación porque no es gente rica, ni de acomodadas condiciones la que vive allí, sino que son sectores que no tienen ingresos suficientes como para hacer frente a esta circunstancia adversa, vamos a hacer lo posible para estirar lo más que podamos con cuotas el pago, pero lo vamos a cobrar".

Las más afectadas

El más afectado es el barrio Santa Inés, mientras que se detectaron también daños en tres viviendas de la ampliación del San Cayetano y en algunas de Villa Don Enrique. El titular del Ipduv José Valentín Benítez señaló que las casas más perjudicadas fueron las que dan a la avenida Soberanía Nacional, que debieron soportar ráfagas de alrededor de 100 kilómetros por hora. El funcionario provincial dijo que necesitan al menos 10 días sin lluvias para dar una solución definitiva a las viviendas más dañadas.

La viviendas dañadas por el temporal del pasado martes se encuentran en su mayoría ubicadas en el barrio Santa Inés, aunque existen otras tantas en la ampliación del barrio San Cayetano y en Villa Don Enrique.

Comentá la nota