Vivas, inquieto: "No tenemos más posibilidades para equivocarnos"

El clima dentro del vestuario de Racing fue a imagen y semejanza de un equipo turbado por una errática campaña que le impide salir de la ciénaga de la tabla del descenso.
Ayer, en el estadio Malvinas Argentinas, la Academia vio sepultar una oportunidad valiosa para apurar su salida del grupo de equipos comprometidos con la tabla que conduce a la primera B Nacional. Los rostros de los jugadores y del cuerpo técnico marcaron el pulso.

Godoy Cruz, que es un rival directo en esta complicada instancia por la permanencia, hundió aún más a Racing en su inquietante presente. En medio de la preocupación de su cuerpo técnico, no faltaron expresiones de cierta irritación como las del debutante entrenador, Claudio Vivas, quien se mostró malhumorado por algunas preguntas del periodismo.

"Ustedes -en referencia a los periodistas- se habrán ido con muchas dudas. Yo lo vi como un partido de dos estilos bien marcados. En el primer tiempo el equipo corrió mal, pero en el segundo lo hizo bastante mejor", dijo Vivas, que se lamentó por no haber podido ver repetida la buena actuación ante Atlético Tucumán, cuando Racing, en Avellaneda, goleó a 4 a 0.

Después, el técnico de la Academia se mostró más reflexivo y admitió: "Sabemos que no tenemos margen de error y en el próximo partido tenemos que hacer las cosas bien para salir adelante definitivamente y poder respirar semana a semana un poco más tranquilos".

Y continuó: "El grupo obviamente no está bien. Tenemos jugadores como para afrontar esta situación, que entendemos como muy complicada. Estos jugadores vienen sufriendo hace bastante y obviamente ellos son los primeros que no quieren perder, junto con nosotros".

El primer paso de Vivas al frente del equipo de Avellaneda estuvo lejos de ser el esperado, aunque el entrenador sabía bien que debe trabajar y mucho para torcer el rumbo. "La única manera de salir adelante es con un estado de ánimo alto, acorde con lo que se requiere para esta competencia y de acuerdo con lo que es Racing como institución. Trabajamos en conjunto porque queremos ver a Racing fuera del descenso. A partir del próximo partido no tenemos más posibilidades para equivocarnos".

Aun cuando el equipo estuvo desordenado y sin demasiadas ideas durante todo el primer tiempo, Vivas explicó que el cambio que se advirtió en la segunda etapa es lo que más lo entusiasma. "Nosotros analizamos todo y Racing intentó atacar pero con un poco de improvisación, porque lo que desarrolló en el partido no estuvo demasiado trabajado. La verdad es que con el paso de los minutos no nos importaba a esa altura si el resultado final era 2- 1 o 3-1. Fue un poco responsabilidad mía porque desarmé un poco la defensa para que Aveldaño fuera a cabecear las últimas pelotas. Valoramos que fuimos a buscarlo, aun cuando quedamos desbalanceados y por eso terminamos perdiendo por una diferencia un poco más grande".

Ahora el técnico sabe que debe mirar hacia adelante porque el próximo paso será en Avellaneda ante uno de los equipos que están en la lucha por el título: Estudiantes. "La semana próxima se viene un partido difícil contra Estudiantes y tenemos la chance de una recuperación, no podemos dejarla pasar", finalizó el técnico del equipo de Avellaneda.

Comentá la nota