Vivas y amenazas para Unión PRO-Federal.

El ex vicegobernador presentó los partidos y a los dirigentes que avalan su espacio político.
"A quienes amenazan les digo, que nos maten ahora, porque no lo podrán hacer en las urnas", bramó Fernando Juri, y estallaron las ovaciones en en el acto de lanzamiento de la alianza Unión PRO-Federal. Acababan de avisarle que se había denunciado la supuesta colocación de una bomba en el hotel donde concentró a una veintena de agrupaciones políticas, sociales y sindicales en respaldo al frente.

El operativo de seguridad se limitó a la presencia de dos oficiales de la brigada antiexplosivos de la Policía. Juri no acusó a nadie por el hecho, y siguió con su arenga.

"Si esta no es la oposición, ¿dónde está? Nuestro afán es salvar la República y la democracia, que debe ser cuidada y alimentada diariamente. Este no es un rejuntado: tenemos nuestros principios, valores y conductas. No es una coyuntura para 2009, sino que apuntamos a 2011 todos juntos, para que nos encuentren unidos y no dominados", afirmó. (Ver "Dimes...")

El ex vicegobernador reivindicó la división de poderes y la publicidad de los actos de Gobierno; reclamó una nueva política económica, social y laboral ("el Estado es el principal empleador en negro", dijo); exigió incentivos a la producción y fustigó la presión fiscal.

"Nos siguen mintiendo cuando niegan la inflación, la inseguridad o la crisis en salud", protestó.

Visita presidencial

El ex titular de la Legislatura dijo que la campaña electoral es nacional y no provincial, porque se eligen parlamentarios nacionales. En ese contexto ubicó la visita de hoy de la presidenta Cristina Fernández: "ella quiere que voten a candidatos que sean funcionales a su proyecto absolutista y totalitario, mientras que yo integro el peronismo disidente con Francisco de Narváez y Felipe Solá".

El ex presidente del PJ señaló que las listas serán definidas a último momento (el tope legal es el sábado a la medianoche), luego de que se acuerden los nombres.

Juri insistió en que la alianza es amplia pero vetó a Ricardo Bussi, a quien volvió a tildar de mentiroso por haber dicho que ambos sectores mantuvieron negociaciones.

"FR es funcional a José Alperovich. Nunca evalué aliarme con el bussismo, pero si hay dirigentes que quieren renunciar y venir con nosotros, bienvenidos serán. No hubo ningún operador mío o a nombre de este frente que haya hablado con Bussi: a Alperovich le informaron mal sus servicios de inteligencia. Pablo Walter no es negociador mío: es su responsabilidad si habló con alguien. Esta telenovela se llama ‘Péguenle a Juri’. Tienen miedo de que me presente, como (lo tienen) Roberto Palina y Gumersindo Parajón. No digo que sean pagados por el Gobierno, pero tienen el mismo discurso", aseveró.

También le pidió a Alperovich que sea agradecido con Antonio Guerrero y con Enrique Romero, a quienes critica constantemente: "en 2003, ellos lo impulsaron como gobernador en contra mía".

"Con José Cano (UCR)?no supimos unir la oposición y me hago cargo de los errores. Pero en política nada se cierra", concluyó.

Comentá la nota