Las viudas de Castillo conformarán línea propia en la UCR

El sábado pasado una cumbre de dirigentes radicales en Fiambalá acordó las bases para la conformación de una línea interna en la UCR catamarqueña.
El cónclave estuvo presidido por el anfitrión e intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, y secundado por el senador de Paclín, Jorge Yayo Agüero, el senador de Antofagasta de la Sierra, Luis Rodriguez y el intendente de Fray Mamerto Esquiú, Humberto Valdéz.

En la reunión se resolvió dar pelea en los espacios de poder que se disputarán en el seno boinablanca de cara a las elecciones gubernamentales del 2011 y como primera acción se fijó una agenda de viajes por el interior para captar adeptos. Uno de los primeros lugares que visitarán las viudas sería Belén, donde intentarán sumar al jefe comunal "Telchi" Ríos.

La idea de este sector es hacer frente a la poderosa alianza entre el guzmanismo y el brizuelismo que en una suerte de enroque pretenden quedarse con la intendencia de la Capital y la gobernación.

Las viudas de arranque irían por la vicegobernación, aunque no se descarta también que luego eleven las pretensiones ya por la candidatura a la primera magistratura sobre todo si, tal como está previsto, se suma al tándem el polémico intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile.

Los ex castillistas están seguros del poder que tienen en sus manos ya que –dicen- manejan a discreción los votos territoriales de Tinogasta, Antofagasta, Fray Mamerto Esquiú y Paclín. Y si se suman los jefes territoriales de Belén y Valle Viejo, sostienen, pueden hacerle frente a cualquiera. Los boinablancas tomaron coraje al ver como sus pares peronistas del interior sacan jugosas tajadas a la estructura partidaria y venden muy caros los votos en sus feudos.

Las viudas castillistas también harían una jugada para que en la convención del año que viene se determinen cargos electivos, además de los partidarios.

Comentá la nota