De Vito justificó el aumento de tasas municipales en Pinamar

El intendente interino dijo que sin aumento es imposible gobernar la ciudad. El Ejecutivo pretende incrementar en un 50 por ciento promedio los tributos municipales.

PINAMAR (C).- El incremento de tasas municipales de Pinamar previsto para el ejercicio 2009 fue férreamente defendido por el gobierno local a través del intendente interino Rafael De Vito y el Secretario de Gobierno José Alba. Ambos coincidieron en la imposibilidad de llevar adelante la gestión en caso de no contar con el presupuesto de 79 millones de pesos, delineado con el aumento promedio de 50 por ciento de los tributos. Además, los funcionarios acusaron al partido vecinalista de fogonear la interna política para sacar ventaja.

El proyecto de ordenanza fiscal deberá ser tratado por el Concejo Deliberante mañana en asamblea junto a mayores contribuyentes. En la oportunidad el bloque opositor intentará aprobar una propuesta alternativa consistente en otorgar una moratoria a todos los contribuyentes deudores para que se pongan al día con una quita del 90 por ciento en los intereses y el blanqueo de construcciones no declaradas. Sin embargo esta iniciativa fue rechazada de plano por el Ejecutivo. “Es inmoral, siempre estuvo vigente la moratoria, de hecho hoy está. Estamos trabajando contra grupos importantes de Pinamar”, aseguraron ayer en conferencia de prensa el intendente De Vito y su secretario de gobierno Alba.

“Es imposible gobernar sin el aumento. Lo que padecemos hoy es un problema político, si el que gana gobierna y el que pierde acompaña aquí esa parte no existe”, reconoció el jefe comunal.

Según explicaron los funcionarios el mayor aumento recaerá sobre Cariló, con un 79 por ciento en promedio. De esta manera una residencia unifamiliar pagará por Alumbrado, Barrido y Conservación 142 pesos en lugar de los 80 que actualmente abona. En Pinamar el incremento promedio será del 73 por ciento, mientras que en Valeria del Mar llegará al 64% y en Ostende al 66%. El proyecto de aumento de tasas se basa en los incrementos de costos que tuvo el municipio. De acuerdo a la información suministrada por la comuna la tarea de recolección tuvo una suba del 131 por ciento desde 2005 a la fecha, el combustible del 64 por ciento, los repuestos del 59 por ciento, la farmacia del 76 por ciento y el personal 108 por ciento. Por otra parte, en los dos últimos ejercicios los egresos superaron a los ingresos, produciendo un desfasaje en las cuentas. En 2006 hubo un déficit de 12 millones de pesos aproximadamente mientras que al año siguiente fue de casi 5 millones.

Hasta el momento se realizaron dos asambleas para tratar el tema pero ambas quedaron sin efecto. En la primera oportunidad se convocó a un cuarto intermedio para continuar el análisis del proyecto enviado por el Ejecutivo en comisiones internas. En la siguiente los concejales del MUPP y algunos grandes contribuyentes se retiraron de la sesión y dejaron sin quórum a la asamblea. Por lo tanto todo lo actuado fue impugnado y se convocó a una nueva reunión para mañana.

Comentá la nota