El Viti llevó agua para su molino

Víctor Fayad, intendente de Capital, es representativo de la victoria de los jefes comunales de la UCR este domingo.
En la "bolsa de gatos" del radicalismo –tal cual la calificó el ex gobernador Roberto Iglesias–, los afiliados de la UCR no eligieron ayer a los mininos del Mula para reordenar el partido tras dos años y ocho meses de intervención.

Al contrario, los actuales intendentes radicales fueron los grandes ganadores de la primera elección de cargos partidarios desde que Carlos Le Donne, en calidad de interventor, le cambió la cerradura a su ex casa de la infancia y actual comité de la calle Alem el 23 de marzo del 2007.

Tras el voto de 2.880 afiliados, el cuadro quedó pintado así: Julio Cobos en el reino de los cielos, con su poderosa influencia como vicepresidente, reafirmó su presencia en todas partes. Los intendentes quedaron como los protagonistas en el mundo de los vivos y el ex gobernador Roberto Iglesias, descendido a los infiernos, marcha errante y derrotado en un partido del que se declara autoexcluido.

En esa jornada de caciques, dos nombres se destacaron sobre el resto: Víctor Fayad, con una solvente victoria del 70% en Capital sobre los seguidores de Iglesias, y el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, cuya línea –con el apoyo de los hombres de Cobos– obtuvo dos resonantes victorias en Tupungato y San Martín, ganó en Luján, y también celebró en Capital y Tunuyán, donde fue aliado de los triunfadores.

Mientras tanto, en Tunuyán, Eduardo Giner y, en La Paz, los hermanos Pinto salieron victoriosos con comodidad en sus dominios.

En cuanto al cobismo, no hizo más que ratificar su conducción en la UCR. No sólo tiene a César Biffi en la presidencia, sino que además logró el consenso en la mayoría de las comunas y fue aliado de las listas ganadoras de los comicios de ayer.

Los seguidores de Iglesias fueron los perdedores de la jornada. Sin el acompañamiento del ex gobernador, que se autoexcluyó del proceso de elección, los iglesistas perdieron en Capital, Tunuyán, San Martín y Luján, que fueron los departamentos donde entablaron la disputa.

Y se debe agregar que, además, no fueron parte de las listas de unidad que el cobismo logró tejer antes de esta elección con el resto de los sectores del partido en las 12 comunas mendocinas restantes, evitando en ellas la interna a través del consenso.

No obstante, en Capital, el 30% de los votos obtenidos por el iglesismo fue considerado "una gran elección" por los principales referentes.

Raúl Vicchi no dudó en afirmar: "Aún somos muchos y tenemos muchos seguidores", celebrando el tercio obtenido. Y criticó a Fayad: "Quisimos hacer una lista de unidad y nos dejó afuera".

Para todos, la asistencia de afiliados fue muy positiva. Evaluaron que llegó al 50% del padrón real.

Comentá la nota