Vitales obras hídricas concluirán este año

El secretario del Agua destacó que son millones de litros de agua que serán para consumo humano de “muchísimas localidades”.
“Este año lo concluiremos con muchas obras hídricas importantes”, con las cuales “se va a liberar muchos recursos humanos y materiales que utilizamos para el traslado de agua potable en el interior provincial”, remarcó el secretario del Agua, Abel Tévez.

En ese aspecto el funcionario provincial adelantó que hasta fin de año estarán terminados diferentes acueductos, tales como Las Termas -La Puerta; Campo Alegre-Sumamao; Frías-Choya; La Masa-Ojo de Agua, entre otros. “Son millones de litros de agua que estarán bien distribuidos en localidades y parajes que sufren desde hace décadas la falta de este vital líquido”, puntualizó Tévez.

La obra de La Masa-Ojo de Agua significará tres millones de litros diarios de agua para la solución definitiva de ese problema en Ojo de Agua. Las Termas-La Puerta dará agua a más de 30 mil personas, pasando por varios parajes, localidades y escuelas. La de Frías-Choya tendrá una longitud de 30 Km, con capacidad total de bombeo de 150.000 litros por hora. La obra de Campo Alegre-Sumamao comprende además la construcción de módulos de servicios en escuelas, no sólo de las localidades mencionadas sino también de Villa Silípica.

No dudó en remarcar que de “a poco vamos avanzando” hacia toda la provincia, porque por “muchos años no se efectuaron obras de infraestructura y ahora ya están siendo una realidad”. En ese aspecto dio como ejemplo Malbrán, en donde “se sufría mucho y hoy en día no les falta el agua”, como así también “pensamos hacer un plan de reservorio en la localidad Argentina”. “Estos son algunos ejemplos de las obras que hacemos en forma conjunta con las distintas instituciones, en algunos casos”, añadió.

Por otro lado, el secretario del Agua reconoció que en muchos lugares para la agricultura y ganadería esperan a la lluvia como una forma de alivio. “La situación es un poco crítica en este aspecto”, porque para “ganadería poco podemos hacer, porque no contamos con la infraestructura necesaria”, por eso “estamos trabajando fuertemente en ese sentido”, manifestó Tévez.

A diferencia de otras opiniones, indicó que este “año no fue el más crítico”, sino que lo calificó como “un año normal”, en cuanto a la sequía que se vive en el interior provincial.

“Nosotros desde nuestra área hemos extremado las medidas para paliar este período”, puntualizó. Inclusive aseveró que desde los distintos organismos del Estado se impulsó y se trabaja en ayudar a los productores y agricultores ante el panorama que viven por la escasez de agua.

Comentá la nota