Visto y oído en Nqn

Lara estuvo pero no estuvo • Largó Lorenzo • Parrilli perdió a su nieto • Carteles que van y vienen
La verdad es que la explicación que dio el ex candidato a concejal de Neuquén por el MPN, Jorge Lara, de por qué no participó de la campaña para la elección del 23 pasado, no aclaró mucho. Cuando le preguntaron si junto al otro referente Blanco de la lista -en los últimos lugares-, Claudio Silvestrini, habían hecho campaña, dijo que no. "No actuamos activamente en la organización. En toda campaña los candidatos asumen roles. Hay jefes de campaña, jefes de logística, jefes de transporte, de propaganda…", explicó. ¿Y usted y Silvestrini en qué área estuvieron? "Yo en ninguna", admitió. ¿Y por qué? "Bueno, porque no me convocaron, no me asignaron ningún rol…", señaló. Si se recuerda que ante la pregunta de si los "blancos" estaban colaborando, en plena campaña "Chito" Jalil, de la lista Azul, había enfatizado que sí, que participaban y mucho, queda en evidencia que Jalil estaba mal informado. Hoy por hoy, más allá de los acuerdos que sellan Jorge Sapag y Jorge Sobisch, los Azules sapagistas y Blancos sobischistas son el agua y el aceite. Irreconciliables.

Presencia

Y vaya que marcaron presencia los sobischistas en la reunión de la Convención, días atrás en la sede del MPN. Al promediar el encuentro en la puerta de ingreso, en la vereda, había más de cincuenta personas. Eran militantes, de los barrios. Cuando el frío comenzó a hacerse sentir un grupo, en el que se destacaba Gloria Sifuentes -presidenta de la seccional Primera, "blanca" de la primera hora y enemiga acérrima de Jorge Sapag-, se fue. Otro grupo se quedó, pero Gastón Sobisch, el hijo del ex gobernador que desde hace unos meses asumió de lleno protagonismo en la vida política partidaria, los hizo pasar al interior del local. A decir verdad, la reunión fue dominada por el "blanquismo" de Sobisch, desde la cabecera de mesa con Federico Brollo y Jorge Lara, hasta la mayoría de los miembros. Encima, el convencional Azul más destacado, el gobernador Jorge Sapag, que con su sola figura hubiera equilibrado la balanza, faltó a la cita. Los Blancos, con Brollo en la Convención, el "Topo" Monti en la Junta de Gobierno y Sifuentes en la seccional Primera, siguen mandando en el MPN.

Intendente

Por lo menos fue el primero. El diputado Omar Lorenzo, del minisector "petrolero" de diputados del MPN, largó oficialmente la semana pasada su precandidatura a intendente de Neuquén para 2011. No fue sorpresa, bien debe admitirse. Porque nunca ocultó sus aspiraciones y, fundamentalmente, por el trabajo social que viene desplegando con sus compañeros Carlos Pacheco y Juan Gómez. Desde que asumieron se han preocupado por organizar festivales para niños, repartir alimentos y ropas y otras actividades por el estilo. Pero ahora oficialmente hizo el anuncio. Fue en el marco de la conferencia de prensa que dieron los "petroleros" para dar detalles del proyecto de ley aprobado por unanimidad, en general, para normatizar la circulación de perros guías como auxiliares de personas discapacitadas. Ya hay un candidato.

El "Ruso" sube

Se va para arriba el "Ruso" Aldo Duzdevich. El ex diputado provincial y ex candidato a gobernador del justicialismo, hasta hace un par de semanas delegado regional de la Anses, acaba de ser promovido a un cargo de mayor jerarquía dentro del organismo. Extraoficialmente se supo que lo nombraron al frente de la Secretaría de Sentencias Judiciales del organismo nacional. No se lo pudo hallar en Neuquén y, según dijeron allegados, que confirmaron el nuevo cargo, ya estaba en Buenos Aires, donde de ahora en más desarrollará sus actividades. Se preguntó quién lo reemplazaría acá en Neuquén, pero nadie supo responder. Eso sí, son varios los que están muy expectantes por lo que decida el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Perdido

"Se ha perdido un niño, en la muchedumbre… comerse las uñas… tiene por costumbre…", dicen los versos de un tema de folclore. Tal vez de esa canción se acordaron los Parrilli el domingo 23, cuando fueron a votar a la escuela de la calle Bahía Blanca, en el barrio Belgrano. Ello porque el secretario presidencial Oscar y su hermana la senadora Nanci, fueron a depositar su voto acompañados, entre otros, por el nietito de Oscar. ¿Y qué pasó? Que como los periodistas en estas circunstancias se abalanzaron sobre los funcionarios, éstos se distrajeron. Terminadas las notas se fueron, pero de pronto se los vio volver sobre sus pasos, muy apresurados y con rostros adustos. ¿Por qué? Se habían olvidado del niño, confundido entre las mesas y la gente, en los pasillos de la escuela. Pero estaba ahí y les volvió el alma al cuerpo.

A los libros

Algunos policías, cuando se retiran del servicio activo, pasan a desempeñarse en agencias de seguridad, en equipos de vigilancia de grandes empresas -se sabe de algunos que custodian hipermercados-, en asesoramientos relacionados con medidas de prevención en distintas áreas. En fín, cuestiones relacionadas con la formación que han adquirido, básicamente vinculadas con el empleo de las armas. Parece que ese no es el caso del jefe de la Policía de Neuquén, el comisario general Juan Carlos Lepén. Según trascendió, concurre a un instituto para formarse como periodista. No sorprende del todo su segunda vocación, porque ya despuntó el vicio de escribir hace un par de años, cuando editó un libro. Claro que abordó temáticas de seguridad policial, pero igualmente marcó su inclinación por la cuestión de la comunicación. Pensando en el retiro.

Cartel va…

Cartel viene. Así andan un sector político que no se identifica y los Une. Bueno, los de Une sí creen saber quiénes son los autores de unos carteles que se pegaron en la ciudad, poco después de la elección capitalina en la que Mariano Mansilla fue segundo apenas 200 votos abajo del MPN: el MPN. "Lo que se viene…", decían los carteles que reproducían una foto que publicó este diario, en el que Mansilla y el secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, se abrazaban celebrando el resultado de la elección. Esos carteles, cabe señalar, duraron muy poco porque un grupo de operarios los arrancó y de inmediato blanqueó los espacios. Los de Une, a través de un comunicado, le atribuyeron la autoría a los MPN y mandaron a hacer otros en los que aparecen el gobernador Jorge Sapag, junto a su antecesor Jorge Sobisch, con la leyenda "lo que se va". (AN)

Comentá la nota