Visto, oído y comentado en el H.C.Delirante

Problemas con el dueño de la pelota. ¿Kirchner? No. ¿TyC Sports? No. ¡Julio Grondona! Habrá que ver cómo sigue la jugada. Por lo pronto llama la atención su alianza a un gobierno que se hunde. Desde la ciudad se organizó esta movida. Y acá tuvimos antecedentes de conflictos por el fútbol.
A barajar y dar de nuevo

¿Qué pasará con los torneos de verano? Se abre un nuevo escenario cargado de manejo político y con mayor injerencia de la AFA. Digamos que en el paquete, está la tradicional disputa de ese clásico torneo, uno de los mayores atractivos de la temporada alta de la ciudad. Hasta ahora, durante décadas, TyC tenía todo organizado y funcionalmente el desarrollo era de una alta profesionalidad.

TyC con antecedente veraniego

Los organizadores del torneo tuvieron una desagradable experiencia cuando durante el Gobierno del intendente Mario Roberto Russak debieron levantar campamento y mudarse a Mendoza. En ese momento, a horas de iniciarse la programación, fue rechazada una exigencia desmedida, querían imponerle un socio en la ciudad. El dueño del multimedios quería una parte de la torta, y hubo concejales que le hicieron el juego.

El fútbol en los bares

Como consecuencia de ello, Albino Valentini (máximo responsable de la organización) recibió la orden de levantar todo el operativo Mar del Plata. Los turistas se quedaron sin ver a las estrellas del fútbol argentino, hubo que seguir los partidos por televisión, desde los bares que estaban abonados al cable. El fútbol se mudó a Mendoza y se abrió un nuevo mercado, ante la frustración de los marplatenses que vivían una experiencia similar a la que acontece por estas horas.

Nada de Mar del Plata 12 meses

Poco repararon los concejales que intervinieron directamente en la operación. El daño y los perjuicios a la ciudad fueron el comentario de esa temporada estival. Un privilegiado cronista vivió la situación al pie del cañón y rememora aspectos inéditos. Como Guillermo Saisi, secretario de Gobierno del doctor Russak, agotaba las instancias para que el fútbol grande no dejara la ciudad.

Charla de madrugada

El lobby del Hotel Manantiales fue el escenario del encuentro entre el licenciado Saisi y Albino Valentini, cuando ya se jugaba tiempo de descuento y no quedaban casi alternativas. Todo se había ido de las manos de los negociadores. Sin embargo, el funcionario municipal peleó hasta el último minuto, tratando de evitar el papelón. Las cartas ya estaban echadas, y ese debe ser el único antecedente que registra la historia de una situación similar, obviamente, con los matices de circunstancias distintas.

Todo es cuestión de dinero

En el año 1994 también fue una cuestión de negocios y dinero, en ese caso quien pretendía (y pretende) meterse por la ventana en los negocios de la ciudad. Deberían sacarse conclusiones a esta altura, ya que uno de los afectados es el poderoso grupo Clarín, que en la ciudad tiene su remedo en el multimedios de la cadena oficial de la información marplatense, con sus radios am y fm, diarios y canal de televisión

El arte de la política

El dueño del futbol en el país estuvo muchas veces contra las cuerdas. Don Julio está dotado, indiscutiblemente, de una cintura política que deben envidiar muchos de los hombres que le dedican la vida a la actividad político-partidaria. Este volantazo no está en las páginas de la historia. Pero es bueno asomarse a una rencilla que rápidamente fue desarticulada y que tuvo operadores marplatenses.

Iban por su cabeza

Don Julio fue puliendo su manejo, con los años hizo un libro de oro de cómo moverse en un desarticulado fútbol argentino, el deporte más popular que puede despertar los sentimientos más encontrados en la vida de las personas. La envidia y el poder desmedido por ejemplo. Hasta que fueron por él, cómo una manera ampliar la base política.

Una jugada leal lo sacó indemne

Un concejal de la Concertación Plural (hoy un faro kirchnerista) juntó a los actores, con otro marplatense, alineado incondicional al presidente de la Comisión de Finanzas de la FIFA. Ambos abogados desplegaron una estrategia que abortó la maniobra de mentes afiebradas, que alucinadas querían el máximo sillón de la calle Viamonte al 1600.

Es una vieja aspiración

El despacho principal de la AFA es obsesionadamente pretendido. Ha sido objetivo de las más variadas intentonas políticas, en todos los gobiernos fue una tentación a la que Don Julio pudo resistir. Todo ha sido inabordable para desalojarlo, tuvo el especial olfato para jugar al anticipo en cada jugada, tiene armado todo a su imagen y semejanza. "Salió campeón del mundo y tuvo al mejor jugador del mundo", sintetizó un dirigente y "supo aprovechar ese momento", que no se repite demasiado en la historia salvo que de pronto nos convirtamos en Brasil.

Ahora el máximo riesgo

Entró en un juego despiadado, empujado por las circunstancias. Un hombre que transita la política sentenció "aliarse a este Gobierno en cualquiera de sus formas es convertirse en su esclavo". ¿Será éste el caso de Don Julio? ¿Habrá dado un paso en falso? Los clubes están en quiebra, en la disyuntiva jugó a fondo para salvar un sistema que deberá replantearse en su totalidad.

Quién salvó a quién

Grondona con su jugada salvó a muchos dirigentes, empresarios, intermediarios que actuaron de manera irresponsable, saqueando los clubes y exponiéndolos a la bancarrota. Es esta la situación del fútbol profesional, no lo es de prosperidad, pero no es la culpa de Grondona.

Con los valores cambiados

El argentino que ostenta el cargo de mayor representatividad e importancia en el mundo (vicepresidente de FIFA y responsable de las finanzas), es Julio Grondona. Podrán discutirse sus procedimientos, sus manejos, su preparación y capacitación, pero la FIFA es la tercera organización en el orden de facturación mundial, y ahí tiene su comando un ferretero que nunca dejó Sarandí. Muchos quieren su lugar o formar parte de la torta y por eso lo combaten.

¿Hubo sentido de oportunidad?

Cómo se mensuran las consecuencias de esta decisión de extrema audacia, en un hombre que se ha caracterizado por la prudencia y con un estilo conservador. Fue una decisión que prácticamente la tomó en soledad. Las reuniones de comisiones directivas y comité ejecutivo son para la gilada.

Uso del poder escalofriante

Su poder planchó cualquier ánimo de oposición. Habrá quienes salgan a pegarle, despiadados y despechados. Ahora todos hablan de la pobreza y el hambre, también estas han llegado al fútbol. No debe perderse de vista la actitud sindical de Jugadores Argentinos Agremiados, la soga se comenzaba a apretar y ya había síntomas de estrangulamiento. Todo lo demás es cartón pintado. Esto sólo lo podía hacer Grondona. La especulación es si ha sido oportuna, con un Gobierno que va perdiendo terreno. La acción de oro la sigue conservando, es el dueño de la pelota. Nos guste o no nos guste.

Comentá la nota