Visto, oído y comentado en el H.C.Delirante

Ahora se difunden los escraches contra Scioli. La Policía se vuelve loca para darle seguridad. Artime tiene problemas de salud. Aunque algunos dicen que son políticos. Malagutti pidió que saquen la sobretasa de salud. Sabe acomodar el discurso.
Susceptibles electorales

Las agresiones y los escraches han tomado el centro de la escena. Curiosamente a 20 días de las elecciones. Pero no tienen nada de nuevo, lo que ocurre que entramos en el terreno de la dimensión política que jaquea a la clase política.

De protocolo y de seguridad

Es un verdadero dolor de cabeza para las autoridades de la Policía de la provincia de Buenos Aires la presencia casi permanente del gobernador Scioli en la ciudad. En enero a pesar del Operativo Sol, fueron constantes las maniobras de la Fuerza para garantizar la seguridad del mandatario provincial.

Un pasajero rigurosamente vigilado

Se montaron para evitar ulterioridades, estrictos operativos en torno al Hotel Hermitage, su dilecta posada en suelo marplatense. Y en ocasiones, hasta se llegaron a cortar accesos a Santa Clara del Mar para que no lleguen los piquetes de protesta.

Con sobrados antecedentes

Las demostraciones de rechazo y agresiones a Daniel Scioli siempre se trataron de minimizar para evitar su impacto negativo en la población. Pero ahora las mismas acciones han conseguido una repercusión mediática y se varía el prisma de la observación.

Hubo momentos muy álgidos

Scioli tuvo más de un problema y no sólo con ruralistas. Pero el negocio político de ocultarlo ahora es contraproducente. Scioli debió escapar a campo traviesa de la base Aérea Militar Tandil. También tuvo un incidente en la ciudad serrana durante un acto público vinculado a la donación de instrumental para el hospital.

En Tres Arroyos y Olavarría

En estas dos ciudades, también le hicieron sentir el rigor de la protesta y el rechazo. La gente de campo observó la falta de compromiso del mandatario bonaerense que mantenía dos discursos, uno para ellos y otro con el cual se alineaba con el ex presidente Kirchner. Finalmente quedó atrapado en Lobería, en un acto que era considerado previsible.

Otra manera de jugar

Scioli no hizo la de Solá, Reutemann y Schiaretti, se jugó a dos puntas y su discurso quedó encerrado inexorablemente. El repudio a los hechos de violencia y la vía pacífica de los reclamos debe reinar como una demostración de civilización e instrucción cívica. Pero las advertencia y los frenos de hoy hace meses que se debieron poner en marcha.

De nanas y nanitas

El presidente del Concejo Deliberante, arquitecto Marcelo Artime, no pasa por sus mejores momentos. Tras ser protagonista de un accidente automovilístico, viene padeciendo una serie de malestares físicos, atribuibles a su carga de trabajo diario, a la época del año y, por qué no, a una baja en sus defensas.

Hay ausencias sugestivas

Llamó la atención su ausencia en el acto de lanzamiento de campaña de Acción Marplatense. Algunas fuentes le adjudicaron el faltazo para no compartir ni quitar cartel al candidato Eduardo Pezzati, ya que Artime no es candidato en la próxima elección, aunque su ausencia dio lugar a comentarios. Ya que el propio gobernador Scioli se hizo un hueco para hacer su modesto aporte en respaldo de Pulti.

El síndrome de la gripe

El sábado por la noche no asistió al Club River, donde Acción Marplatense dijo presente masivamente. Acusó un estado gripal que lo obligó a guardar cama por prescripción médica, decidiendo acatar la indicación del profesional para no aumentar el riesgo de la enfermedad.

El lunes con otros problemas

Pero también de salud, en esta ocasión trastornos gástricos, dijo el parte oficial. El arquitecto tampoco pudo atender su despacho en la presidencia del HCD. Lo cierto es que no sería raro que haya comenzado a somatizar algunos disgustos que no tienen origen orgánico, sino que pueden devenir de desencuentros políticos vinculados con presiones que viene sufriendo en los últimos meses.

Malagutti, el sube y baja de las tasas

El concejal radical, contador público de profesión, es un especialista en acomodar las tasas, más allá de votar muchos aumentos, defender a capa y espada los 3 y 4 pesos de la consulta popular de Aprile. El ex intendente lo depositó en la arena política lugareña donde hizo sus primeros pininos.

Luego el calor del poder

Como el mejor compañero peronista, luego se acomodó bajo el ala de Daniel Katz, renegando de su padrino. Tuvo activa participación cuando se derogó la tasa del Plan Mar del Plata 2000. En una medida absolutamente demagógica, Katz desfinanció su gestión, para hundirla en la más pobre desde el advenimiento de la democracia en 1983.

Ahora salió a tocar pito

Pidió dejar sin efecto la sobretasa en salud recientemente votada. ¿El argumento? Los recientes acuerdos para financiar el sistema educativo reconocido por la Provincia y la Nación y aportes para la atención de la salud. Mantener la burocracia tiene sus costos, por eso no es bueno escupir para arriba. Conocedor del manejo presupuestario, Malagutti no desconoce que sólo se recauda el 60 % de lo que se emite y que General Pueyrredón entre pobreza e indigencia está en el 40 %, más otros problemas sociales. Qué bueno sería dejar de hacer política y ceñirse un poco más al sentido común.

¿Hay un colocador de empleos vip?

Un ex funcionario desempleado entregó una pista interesante. Hay un colocador de empleos vip, que con su influencia va colocando y sumando piezas en lugares clave. Hay casos que con mayor o menor aproximación, nos llevan a ciertos cargos que tienen su sello. Pero también el mismo personaje se arroga el derecho de digitar candidatos a salir en lugares preponderantes. ¿A qué no saben quién es?

Comentá la nota