Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

Bolilla negra para dirigente de CAMECO, ¿será una nueva censura? ¡¡¡pero si tienen prohibido nombrar a Juan Carlos Vilches!!! ; en el P.J. también esperan una fallo de la Corte, como la de los gremios.
De aquel 12 de octubre de 2003. María Delia lloraba desconsolada, cuando cerraban el féretro. “No llores que tú irás a la mañana” dijo una voz con acento gallego. Hace cinco años (12/10/2003) el dueño de la mañana radial marplatense, Juan Carlos Vilches fallecía súbitamente.

Era la hora de La Mañana con María. Su sucesión no desencadenó mayores disputas. La locutora se hizo cargo de la conducción y resulta incisiva de acuerdo a los propósitos y objetivos del Multimedios. “Este es el precio de hacer política en Mar del Plata”, dijo rezongando un concejal de la Concertación Plural, quien está censurado.

La censura que no tiene piedad. Otro a quien le han sacado bolilla negra es a Héctor Domínguez de CAMECO, porque no respondía a las preguntas inducidas, y osó responder en contra de lo que mantenía la rubia, experta en el uso del micrófono.

Se prohibió nombrar a Vilches en el Multimedios. El lamentable fallecimiento de Juan Carlos Vilches, causó conmoción en la ciudad. De manera sorprendente se prohibió mencionar su nombre en el Multimedios, luego de 12 años conduciendo el programa de mayor audiencia de la historia de L.U.6. Directamente lo niegan.

También un apasionado futbolista. Vilches había defendido los colores de su querido Junín, y participaba de partidos de fútbol con colegas periodistas marplatenses. En una ocasión llegó tarde a un encuentro en el Estadio Mundialista; ¿el motivo? Se había demorado comprando una pelota nueva para estrenarla en el campo del José María Minella

Cuando la ira se viste de rubia. El dirigente de CAMECO no observaba ni ecuanimidad ni el reflejo de la verdad en todos los temas, “hay cosas que no se dicen y otras que se deforman” (aludiendo a La Capital) se despachó para despertar la cólera de la microfonista.

Hay que responder conociendo códigos. Rendida por la firmeza de Domínguez, le cortó la comunicación para continuar hablando sola, al aire sobre la seguridad, la política y de cómo intervenir en ella. Pero eso no fue todo ya que invadió temerariamente en otros temas “lo que pasa es que se defienden intereses particulares” dijo sin aflojarle a la lengua, exhibiendo muy buena gimnasia, en esa práctica.

Hubo decepción en la audiencia. Pero cuando la audiencia escuchó lo de la defensa de los intereses particulares, pensó ahora va hablar del Paseo Hermitage, de las Torres del Parque San Martín, del Casino del Mar, del Hotel Provincial, etc. etc. Pero no, María Delia sólo mueve la lengua en un solo sentido. ¡¡¡ María, María!!! en esta ciudad nadie puede tirar la primera piedra.

Hace falta otro fallo de la Corte por acá. Un sismo de la mayor escala sintió el sindicalismo argentino con el reciente fallo que eliminó restricciones para participar de las elecciones internas en los sindicatos y en la elección de delegados.

Ya llegará a los aparatos políticos. El avance sobre el clásico sindicalismo peronista, cuya estructura permanece intacta pese a los 25 años de democracia, causó conmoción. ¿Y si la horizontalidad también llegara a los partidos políticos?, se preguntan afiliados justicialistas una vez más victimas del aparato que manejan sus dirigentes.

La unidad es para las fotos. A esta altura nadie cree en la unidad del P.J. local, sino es por el fruto de un contubernio en el que nadie quiere perder posiciones, aunque le hagan asco a lo que está pasando en el país. Novero, Garivoto, Rodríguez, Segarra, todos a defender la unidad o mejor dicho sus privilegios.

Se agotan las instancias. Tras la falta de oficialización de la lista opositora tras las impugnaciones recibidas, habrá una apelación de la medida. Pero hagamos una sencilla cuenta práctica: ¿la oposición al “Gato”, a Juan, a Daniel y a Adela, no junta 800 firmas? Si esto es cierto, el último que apague la luz.

Después estarán con Duhalde. El ex presidente ya no tiene ni el hilo de la careta. Dijo en el Hotel Costa Galana que no iba a intervenir más en política, “yo ya fui” dijo ante la nutrida concurrencia en el Hotel Costa Galana, cuando lanzó el Movimiento Productivo Argentino.

Pero ya está desembarcando. Y lo hará en tierras cercanas a sólo 65 kilómetros de la ciudad, en Balcarce. Busca tierras kirchneristas para la confrontación y la ciudad serrana puede convertirse en la nueva meca de los dirigentes que ya armaron su carpa en Mar del Plata. ¿Algún día asumirán como los mariscales de la derrota?

Comentá la nota