En la víspera de un juicio oral

En la víspera de un juicio oral
Les imputan haber pagado y cobrado salarios superiores a lo estipulado. También están acusados varios ex funcionarios.
Carlos Menem y Domingo Cavallo quedaron ayer al borde del juicio oral en la causa por sobresueldos luego de que la Cámara Federal porteña confirmara sus procesamientos bajo el cargo de "peculado". La Justicia, que también convalidó los procesamientos dictados en esa misma causa a varios funcionarios menemistas, los acusa de haber pagado y cobrado salarios superiores a los estipulados mientras estuvieron en el gobierno.

El fallo de la Sala I Cámara Federal porteña confirmó la imputación del hoy senador Menem, ex el ministro de Economía Cavallo, el ex ministro de Justicia Raúl Granillo Ocampo y la ex polifuncionaria María Julia Alsogaray por el pago ilegal de sobresueldos y el delito de "peculado", y les trabó embargos que van de los 100 mil a los 650 mil pesos.

Los magistrados dictaron, además, el procesamiento de la ex interventora del Banco Hipotecario Adelina Dalesio de Viola, del ex titular de la DGI Ricardo Cossio y de los ex funcionarios Mabel Behal, Jorge Pereyra de Olazábal, Santiago Lozano, Alberto Noé Carballo y Augusto José Rodríguez Larreta, quienes ocuparon cargos públicos durante el menemismo. Todos ellos habían gozado hasta el momento de "falta de mérito".

Involucrados como "partícipes necesarios" del delito de peculado aparecen también funcionarios menemistas de menor cargo como Raúl Castellini, Heriberto Jorge Baeza González, José Alberto Torzillo y José Domingo Coronel.

Los camaristas Eduardo Freiler, Jorge Rimondi y Mario Filozof explicaron que la figura de "peculado" contemplada en el Código Penal castiga al "funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción o custodia le hayan sido confiadas por razón de su cargo".

Para los magistrados, la conducta de los entonces funcionarios permitió que "distintas sumas de dinero que originalmente estaban asignadas a gastos de carácter reservado" fueran entregadas a "una gran cantidad de funcionarios públicos", entre los que reconoce ministros, secretarios de Estado y subsecretarios.

La medida, consistente en dos resoluciones de 40 carillas cada una, afirma que los sobresueldos se pagaron mediante "el uso de fondos reservados de manera indiscriminada" destinados a "fines ajenos a la seguridad e inteligencia nacionales".

De esta manera, los camaristas ratificaron el fallo de primera instancia del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, para quien "durante los dos mandatos presidenciales de Carlos Saúl Menem se ideó, se ejecutó y se desarrolló el pago de sobresueldos". Según la investigación, las maniobras fueron obra de "funcionarios de la más alta jerarquía del Poder Ejecutivo Nacional".

Martínez de Giorgi había sostenido que durante la década pasada se instaló "un sistema por el cual se destinó dinero público para el pago de sumas a funcionarios de ese poder del Estado, las cuales eran repartidas de manera discrecional e informal entre ellos". Y que, dentro de este esquema, el ex presidente "fue quien habilitó el sistema de pago y que pudo haber evitado la distribución del dinero, pero no lo hizo".

El fallo es un nuevo revés judicial para Menem, quien de todas formas posee fueros por ser senador. El riojano ya cuenta con causas en su contra por fraude en la concesión del espacio radioeléctrico al grupo francés Thales y por encubrimiento en la investigación del ataque a la AMIA. Además, hace unos días quedó ratificado el juicio en su contra por la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador entre 1991 y 1995.

Comentá la nota