Las visitas nacionales signarán el tramo final de la campaña

Tanto el oficialismo como la oposición apuestan a la llegada de referentes nacionales como estrategia para lograr el apoyo de los tucumanos en las urnas.
Cuando faltan apenas dos semanas para la hora de la verdad, la abúlica campaña electoral que hasta el momento vienen protagonizando las 14 listas que participarán de los comicios del 28 de junio en Tucumán ingresa en momentos decisivos.

A excepción del debate público organizado por la Universidad Nacional de Tucumán, que fue transmitido por Canal 10 y del cual participaron 12 fuerzas políticas (estuvieron ausentes el oficialista Frente para la Victoria y Unión Pro Federal), las acciones de la mayoría de los candidatos hasta ahora pareció limitarse a la aparición en afiches y a esporádicas entrevistas en los medios.

Se espera que esta situación cambie en los próximos días, dado que, habitualmente, en el plano local las campañas suelen encenderse durante la semana previa al acto electoral.

En este contexto, tres de las principales fuerzas electorales de nuestra provincia apostarán a la visita de dirigentes y funcionarios nacionales como un elemento importante en la desesperada búsqueda del voto popular. Estos son los casos, aunque con realidades y objetivos diferentes, del Frente para la Victoria, Unión Pro Federal y el Acuerdo Cívico y Social.

La estrategia oficialista

Es conocida la estrategia del oficialismo de buscar la provincialización de la contienda, lo cual puede confirmarse con la inclusión de José Alperovich como candidato a senador suplente y, principalmente, con las incontables veces en las que éste dijo que será un plebiscito a su gestión local. Sin embargo, el titular del PE también es conciente de que su éxito sigue dependiendo de la ayuda nacional y que ahora, cuando la Casa Rosada necesita más que nunca los "votos de buena memoria" de los tucumanos, es el mejor momento para conseguir mayores recursos.

Es por todo ello que se espera con gran expectativa la visita que concretará a Tucumán el próximo martes el titular de la ANSES, Amado Boudou, quien no solo maneja la "caja fuerte" de la Nación (gracias a los fondos de las ex AFJP), sino que además suena como futuro ministro de Economía.

Alperovich tratará de lograr un compromiso de Boudou para que la ANSES financie los proyectos de producción de etanol en los ingenios azucareros, que a partir de 2010 deberá ser utilizado obligatoriamente por las petroleras como complemento en la fabricación de naftas.

Ese mismo día, llegará a la provincia otro de los hombres fuertes del Gobierno K, Luciano Di Césare, el titular del PAMI Central, con quien el Mandatario tucumano rubricará un convenio para financiar las obras de recuperación del ex sanatorio ADOS.

También en un acto que estará indudablemente orientado a la búsqueda de votos tucumanos, dos días más tarde, el jueves 18, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugurará, por videoconferencia, desde Salta, el servicio de trenes que unirá a Tafí Viejo con la Capital provincial.

La postura opositora

A diferencia del oficialismo, la oposición apunta a nacionalizar los comicios del próximo domingo 28, apelando a la presencia de las principales figuras de esos partidos en el plano nacional, como herramienta para convencer al electorado de que no está en juego la gestión de Aperovich, sino el futuro del kirchnerismo.

La Unión Pro Federal, cuyas listas de candidatos son encabezadas por Fernando Juri (Senadores) y Delia Pinchetti (Diputados), cerró la semana con la visita de Mauricio Macri, uno de los más importantes referentes de esa expresión en el plano nacional.

Esa fuerza opositora también tiene "casi confirmada", para los próximos días, la llegada de Francisco De Narváez y Felipe Solá, según informó Juri en declaraciones a la prensa.

El ex Vicegobernador justificó la estrategia de nacionalizar la campaña recordando que "las elecciones del 28 de junio son nacionales, porque se eligen senadores y diputados nacionales. Lo que pasa, es que en Tucumán el Gobierno quiere confundir a la gente haciéndole creer que se trata de un plebiscito local, pero se van a llevar una sorpresa", disparó Juri.

Alfonsín por Cleto

El Acuerdo Cívico y Social (ACS), que tiene como primeros candidatos al legislador radical José Cano (Senadores) y al ruralista Juan Casañas (Diputados), también apuesta a la visita de dirigentes nacionales.

Si bien no se podrá concretar la llegada del cada vez más requerido Julio Cleto Cobos, quien concentró su acción de campaña en Buenos Aires y Mendoza (provincia que Gobernó hasta 2007), el próximo martes vendrá Ricardo Alfonsín para expresar su apoyo a los postulantes del ACS.

El hijo del recientemente desaparecido ex presidente Raúl Alfonsín tiene previsto brindar ese día una conferencia de prensa, a las 18.00, en el Colegio de Abogados de la Capital (Congreso al 400), tras lo cual encabezará un acto político en la sede local de la UCR (Catamarca al 800).

El Vicepresidente Cobos no vendrá a la provincia, pero "estará presente en un spot publicitario en el cual expresa que el único frente con el cual se siente identificado y al cual apoya en Tucumán es el ACS", según anticipó Cano a EL SIGLO.

El objetivo de esa propaganda, que comenzará a emitirse a partir de mañana, tanto por los canales abiertos como los de TV por cable en la provincia, busca contrarrestar el accionar de la Alianza Con Co.Vos, que encabezan Jorge Lobo Aragón y Guillermo Kuchar del Moral, y cuyas imágenes aparecen junto a la figura de Cleto en afiches.

"También se está estudiando la posibilidad de iniciar acciones legales contra ese sector, que ilegítimamente dice representar al Vicepresidente, lo cual es totalmente falso", advirtió el legislador Cano.

El dirigente radical también defendió la estrategia electoral basada en las visitas nacionales. "El 28 no se votan pavimento, luz y cloacas, sino que se decide la necesidad de recuperar el Congreso Nacional y las demás instituciones de la república, quitándole la mayoría automática al kircherismo para empezar a plantear en serio un país más federal, con una distribución más equitativa de los fondos coparticipables", explicó.

No obstante, aclaró que "no solo se está discutiendo la construcción de una alternativa política en el país, sino también en Tucumán. "El espacio opositor al kirchnerismo nacional y al alperovismo provincial más genuino es el ACS. No somos opositores coyunturales, sino que planteamos un proyecto pensando en el modelo de gobierno que necesitan la Argentina y Tucumán para 2011", concluyó.

Comentá la nota