La visita de Martín Redrado a Junín

En ese momento habló de la economía y de las "mafias en el poder", a las que dijo desconocer. El viernes, en cambio, se fue del Gobierno denunciando presiones y con duras críticas al kirchnerismo.
Fue el sorpresivo protagonista de la noticia durante el último mes y medio. Antes se lo reconocía por un pasado como brillante economista y una actualidad como sumiso presidente del Banco Central.

Hasta que en diciembre Martín Redrado se reveló contra el matrimonio K por el uso de las reservas y los flashes mediáticos apuntaron directamente hacia él. Y no le fue mal. Tanto que una encuesta de la consultora Giacobbe y Asociados indicó que el 40% de los argentinos piensa que, con sus denuncias y su posición, fue el único "en defender los intereses de la República Argentina" en el conflicto.

Antes de la polémica en el Banco Central, y durante los 90´, Redrado era uno de los economistas más reconocidos de la Argentina. Con ese status, fue traído a nuestra ciudad por el diario DEMOCRACIA, que celebraba, en octubre de 1996, su aniversario número 65.

"En los sectores con los que estuve vinculado no me consta que hubiese mafias en el poder", titulaba ese día DEMOCRACIA a partir de sus declaraciones.

Si se toma en cuenta el discurso realizado el viernes para despedirse del Gobierno, es difícil imaginarse a Redrado repitiendo la misma frase de aquel entonces.

Es que Redrado se fue con denuncias de fuertes presiones y acusó al Gobierno de avasallar las instituciones democráticas.

"Se ha llegado a esta situación porque he puesto límites, no es la primera vez que quieren echar manos de las reservas internacionales, para comprar Repsol-YPF, pagarle al Club de París, destinarlo a obras públicas o aplicar títulos compulsivos al sistema financiero, y en todos los casos puse los límites correspondientes", sostuvo, por ejemplo, Redrado en la conferencia de prensa.

Comentá la nota