Una visita importante que abre el camino del diálogo con los sectores productivos

Una visita importante que abre el camino del diálogo con los sectores productivos
Visitaron la ciudad el ministro de la Producción bonaerense y el vicepresidente del Banco Provincia de Buenos Aires, licenciados Alejandro Arlía y Gustavo Marangoni, respectivamente. Lo hicieron acompañados de otros funcionarios de rango en el área de la Producción con sus colaboradores.
Mantuvieron una charla con representantes de las empresas e industrias de la ciudad, integrantes de las Pymes locales, destacándose la presencia de funcionarios del Ejecutivo Municipal, encabezados por el intendente, Ricardo Casi, promotor de las visitas, y de representantes de municipios de la región.

En tiempo donde la crisis financiera internacional ocupa un gran espacio en los medios, resultó una aleccionadora jornada la presencia de estos funcionarios de alto rango porque transmitieron un mensaje de fortaleza del sistema nacional y provincial, expresaron que Argentina sigue muy bien posicionada ante la situación que se vive, y, especialmente expusieron sobre las diversas alternativas que disponen para ayudar a la producción apuntando a sostener las fuentes laborales. Expusieron, y sobre todo escucharon a los presentes que colmaron el salón de actos de la Cooperativa Eléctrica.

Tras la lectura del decreto declarando “Huésped de Honor” al visitante, el intendente, al darles la bienvenida, sostuvo que tras la crisis con el campo “la problemática que se plantea es ¿como seguir avanzando?, respuesta que – dijo - debería dar el ministro de Asuntos Agrarios. Esa área, hasta hace poco estuvo fusionada con Producción, por lo que nuestro visitante entiende mucho del tema”, agregó el mandatario local.

Luego agradeció, además de la presencia del ministro de la Producción, la visita de la subsecretaria de la Pequeña y Mediana Empresa, el subsecretario de Industria, Comercio y Minería, como así también del vicepresidente del Banco Provincia.

Finalmente, sostuvo: “la crisis global acapara la atención de todos los argentinos, amenaza a este modelo de producción y empleo, por lo que cuidar lo que hasta acá hicimos es lo más importante, es necesario saber cuales son las políticas del Ministerio de la Producción de la Provincia de Buenos Aires, que viene con el objetivo de que no se pierda ningún puesto de trabajo”, explicó para destacar a continuación “el rol importante que desempeña el Banco Provincia de Buenos Aires”.

Arlía dijo lo suyo

El ministro de la Producción inició su exposición celebrando los acuerdos alcanzados entre la Mesa de Enlace y el Gobierno nacional “porque es un punto de partida para dar vuelta la página y ampliar las coincidencias”, sostuvo.

En esa misma línea agregó: “la Argentina tiene que ser uno de los productores más grande de agroalimentos, para ello tenemos que superar las cuestiones que pasaron, aprender de los errores y tratar de ir para adelante”, señalando que la política de Scioli “está orientado a fortalecer el diálogo”.

Se refirió luego a la crisis mundial, señalando: “Su antecedente tétrico es la crisis del 30”. Observó como se destruye el empleo en economías como las de Estados Unidos y España, y si bien dijo que hay otras en situaciones similares, explicó “un diagnostico casero nos lleva a observar que la situación en España es similar a la de la Argentino del 2001, aunque sin estallidos sociales, pero con una destrucción del empleo permanente”. A tiempo que aclaró: “la Argentina está hoy en una posición infinitamente superior para enfrentar la crisis: No recurrimos a financiamiento internacional, tenemos economías públicas y un sector productivo pujante”. Dijo que en la lucha por colocar sus productos tendrán el acompañamiento del Estado, remarcando que “se mantiene un consumo interno importante sustentado por el poder adquisitivo de los salarios”.

Agradeció a los sectores productivos que están conservando las fuentes de trabajo, recordó que luego de la crisis fue difícil conseguir mano de obra calificada “es bueno que acompañen manteniendo a los empleados hasta el límite de las posibilidades, es algo central para el acompañamiento que pretendemos hacer”.

Sobre esto remarcó. “Esta crisis nos encuentra mucho mejor parados, y con lo que aprendimos de los años 2001 y 2002. Como no vivimos de prestado estamos en condiciones de afrontar los efectos negativos que podamos tener en el comercio exterior”.

La crisis es de carácter financiero, no afecta al sector productivo “y eso lo podemos ver en las delegaciones del Ministerio de Trabajo”, sostuvo. También reflexionó: Disponemos de muchas herramientas de trabajo para que no suceda lo que muchos pregonan, casi como un anhelo, es decir, que dicen que la crisis internacional va a pegar fuerte en la Argentina. Nosotros vamos a trabajar para que eso no pase y para ello contamos con la invalorable colaboración de ustedes”.

Comentá la nota