La visita foránea da marco nacional a la campaña

Según Cirnigliaro, "los cuerpos opacos necesitan reflejar luz ajena para brillar"; según Bussi el tucumano "no valora la aparición circense"
El espaldarazo de dirigentes foráneos a candidatos locales es dimensionado de distinta forma por los políticos tucumanos de fuerzas que participarán de los comicios. Algunos lo avalan; otros lo critican o apelan a la ironía para menospreciarlo.

José Cano, candidato a senador por el Acuerdo Cívico y Social, considera que, como el eslogan de esta alianza hace hincapié en que es una fuerza nacional, el arribo de referentes de afuera consolida esta idea. "Somos los únicos opositores con candidatos en todos los distritos", afirmó. Delia Pinchetti, postulante a diputada por la Unión PRO-Federal, dijo que los cuestionamientos no tienen contenido. "Los que critican no tienen referentes nacionales que los avalen. Recibir este apoyo es trascendental: demuestra que la agrupación integra un proyecto nacional", puntualizó.

Bernardo?Lobo Bugeau (candidato a senador por el Partido Humanista) coincidió con Cano. "Nosotros integramos una estructura nacional y es importante destacar que nuestro proyecto no es aislado", dijo. Martín Correa (candidato a senador por el Partido Obrero) destacó la importancia del apoyo nacional. "La visita da una visión global de lo que pasa en el país y muestra que desarrollamos una campaña nacional para que la crisis del capitalismo la paguen los capitalistas", sostuvo. El postulante a senador por el Partido de los Trabajadores Socialistas, Juan Véliz, dijo: "más que el referente, depende de qué es lo que hay para decir. Sirve si ayuda a fortalecer una idea".

Clarisa Alberstein (candidata a senadora por Izquierda Unida) no se posicionó como detractora de las visitas, pero sí arremetió contra quienes vinieron a la provincia recientemente (Gerardo Morales, Elisa Carrió y Alfredo de Angeli, entre otros). "Vinieron a defender un proyecto tramposo que es responsable de esta crisis. Recorren el país con un enorme aparato", dijo.

En contra

Gumersindo Parajón (postulante a diputado por Pueblo Unido) fue tajante en su crítica al apoyo nacional. "Demuestra debilidad.?Aquí no quiero ‘gordas’ ni ‘flacos’, sino militantes como Parajón y (Roberto)?Palina (candidato a senador por esa fuerza)", afirmó. Rubén Nicosia (candidato a senador por el Partido?Federal) restó importancia al arribo de extranjeros. "Es el dirigente local quien debe explicar a la gente qué es lo que quiere hacer; él se debe ganar el lugar", puntualizó.

Juan Arizmendi (pugna por un escaño en Senadores, por el Partido de la Independencia) optó por un tono más duro: "(la visita) es el acto más hipócrita que puede haber en política. Esta no se hace con figuras externas. No se elige presidente, sino representantes al Congreso", aclaró; y también criticó a los visitantes: "Los que vinieron son los mismos de siempre; saltan peor que ranas y cambian de un partido". La ironía fue la forma elegida por el candidato a senador por el Partido?Laborista Osvaldo Cirnigliaro: "el laborismo gestiona el apoyo de Barack Obama. Los cuerpos opacos necesitan reflejar luz ajena para brillar; y, en definitiva, cuando alguno sea senador o diputado se verá obligado a apoyar las pretenciones de un Macri o de una Carrió, que no tiene nada que ver con los intereses de la provincia".

Según el postulante al Senado, por Fuerza Republicana Ricardo Bussi, los apoyos nacionales forman parte de un folclore perimido. "Por aquí se cansaron de pasar Carrió y (Ricardo) López Murphy y jamás obtuvieron un resultado positivo. El tucumano valora las propuestas y el discurso provincial, no la aparición circense con gente que se toma la foto y se va", manifestó.

Comentá la nota