El virus se amesetó en la ciudad, aunque "no hay que bajar la guardia", destacó Lunghi.

El intendente Miguel Lunghi en el marco de una conferencia de prensa efectuada esta mañana en el Palacio municipal, destacó que el problema con el virus sigue, aunque esta amesetado, y habrá que continuar con las medidas precautorias.
El mandatario calificó como positiva la resolución tomada de emitir un decreto ante la emergencia sanitaria, y solicitar el cierre de los establecimientos educativos, lo que provocó un descenso en las consultas pediátricas.

"Estamos en una guerra con un virus que no conocemos", expresó el intendente, reiterando que la gente se quede en la casa. Por otro lado destacó la ausencia de internaciones por neumonía y la disponibilidad de camas y respiradores en los nosocomios de la ciudad.

Respecto a la evolución en las medidas, comentó que seguirán como hasta ahora, aunque "no hay que bajar la guardia y continuar para seguir mejorando".

Despejando dudas, afirmó que la Gripe A lleva a la neumonía, no son dos patologías por separado, en este caso puntual son bronco neumonías muy fuertes que generan dificultades respiratorias graves.

En otro orden adelantó que junto a la Facultad de Cs. Veterinarias, se llevará a cabo un análisis sobre 250 casos para tener una orientación estadística sobre la incidencia del virus, y aseguró que éstas no se producirán a nivel nacional ya que no hay laboratorios montados para abarcar todos los casos.

Asimismo recordó que en países como México, y Canadá el virus se amesetó mucho mas rápido porque estaban en período estival, acá se agrava mas la situación por el invierno.

Ante la presencia de mucha gente en los supermercados locales durante el fin de semana, el jefe del ejecutivo, detalló que se le solicitó a sus gerentes el corte de la calefacción, que se coloque un cajero por medio y que halla movilidad para evitar justamente las aglomeraciones de gente.

Por último dijo que todo continuará por el mismo camino, ya que disminuyeron los índices, pidió a la gente que recuerde e implemente los cuidados, y aseguró que los únicos que necesitan barbijo son los profesionales de la salud y los enfermos.

Comentá la nota