Virulentas críticas al Gobierno en el cierre del paro agropecuario

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, y el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA) de Entre Ríos, Alfredo De Angeli encabezaron, junto a los dirigentes rurales de la provincia, el acto de cierre del paro agropecuario en Chajarí.
El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, y el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA) de Entre Ríos, Alfredo De Angeli encabezaron, junto los dirigentes rurales de la provincia, el acto de cierre del paro agropecuario en la rotonda de ingreso a Chajarí.

Durante su discurso, De Angeli expresó: "Comprometo a los legisladores para que del Congreso salga un plan nacional agropecuario", bramó desde la tribuna.

Además, a los gritos, prometió que pese al fin del paro, los productores "no van a aflojar". "El campo está más unido que nunca. La protesta va a seguir. No vamos a aflojar hasta que todos los productores, especialmente los pequeños y medianos estén bien", afirmó.

Por su parte, el presidente de CRA, Mario Llambías fue el más duro. "Seguimos en esta lucha pese a los cagones que votan por obsecuencia. Un día votan para un lado y a los 15 días dicen que no leyeron. Son cobardes e ineptos para ocupar esos cargos", embistió en obvia alusión a los legisladores del oficialismo que aprobaron el recorte de retenciones a municipios afectados por la sequía que luego vetó el Gobierno.

Arengó a favor de la "unión" porque al país "lo vamos a hacer entre todos" y también invitó a concurrir a la plaza del Congreso el 10 de diciembre.

Buzzi en Córdoba

Por su parte, desde Córdoba, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, reclamó el "cese de hostilidades" al Gobierno y, al igual que De Angeli, prometió que seguirán las movilizaciones.

"Lejos de escuchar, reiteran la ofensiva y el modo de confrontación como única lógica posible", lanzó durante su discurso en el que se reiteraron los duros cuestionamientos al gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien decidió hace dos días echar al ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó, por pedido de Néstor Kirchner. En un fuerte discurso, lo calificó como "servil", "chirolita" y "perro faldero".

"Vamos a seguir movilizados y movilizados. El martes que viene estaremos en Resistencia frente al gobierno de Capitanich. Después en La Plata frente al gobierno de Scioli para que abandone su vocación de felpudo y se dedique a defender a los bonaerenses", arremetió.

Por otra parte, señaló que el conflicto continúa porque el "Gobierno no se banca tener sectores que sean capaces de oponerse". "Se construyeron dos grandes enemigos a los cuales hay que derrotar: el campo y Clarín. Si nos eligieron de enemigos se equivocaron, porque el campo va a continuar de pie", prometió.

"Ni pacto porque es difícil pactar, ni acuerdo porque no sabemos si cumplen, pero por lo menos pedimos el cese de hostilidades", concluyó.

Comentá la nota