“La virulencia del reclamo no se condice con la actitud del gobierno provincial”, dijo el ministro de la Producción. Dijo que los agropecuarios usan la situación para hacer política partidaria.

“La virulencia del reclamo no se condice con la actitud del gobierno provincial”, dijo el ministro de la Producción. Dijo que los agropecuarios usan la situación para hacer política partidaria.

Roberto Schunk señaló, este sábado, que la Provincia logró sostener el empleo en el sector agropecuario a pesar de las dificultades externas. “En el año 2014 el sector ocupó cerca de 22.000 trabajadores registrados, lo que significa un 6% más que el año 2013. Si se analiza el mismo dato en el agro de Santa Fe, se advierte que el empleo en blanco se redujo en el mismo lapso. Se trata de datos de trabajadores con descuento, por lo que es información fehaciente”. 

Roberto Schunk señaló, este sábado, que la Provincia logró sostener el empleo en el sector agropecuario a pesar de las dificultades externas. “En el año 2014 el sector ocupó cerca de 22.000 trabajadores registrados, lo que significa un 6% más que el año 2013. Si se analiza el mismo dato en el agro de Santa Fe, se advierte que el empleo en blanco se redujo en el mismo lapso. Se trata de datos de trabajadores con descuento, por lo que es información fehaciente”. 

“Esto es importante porque, según la Cepal, los términos de intercambio, es decir, el precio de nuestras exportaciones en relación al precio de nuestras importaciones, se ha venido deteriorando desde 2012. La etapa más holgada fue 2003-2007 cuando el mundo y América Latina crecían a tasas inéditas y mejoraba la relación de intercambio, pero todo cambió con la crisis mundial 2008/09. A partir de allí la situación fue más difícil”, describió. 

Señaló que en este contexto, durante los últimos siete años, la provincia modificó su perfil productivo. “La industria ha pasado a ser el sector más dinámico. Ya no tenemos la provincia pastoril que históricamente caracterizó a Entre Ríos. El producto geográfico industrial de Entre Ríos ha crecido el doble que el promedio nacional en términos reales en el lapso 2007-2013, mientras que el consumo de energía eléctrica y gas natural con destino a la industria se incrementó un 22% en el período 2009-2014, mientras que a nivel nacional se mantuvo estable con una leve reducción”. 

Como ejemplos de ese proceso señaló que en 2009 se procesaron 28.700 toneladas de soja en la provincia, en tanto en 2014 la industrialización de la soja alcanzó 324.293 tonelada. También indicó que el valor de las exportaciones industriales de origen entrerriano aumentaron un 124% más que el promedio nacional en el lapso 2007-2013, alcanzando los casi 852 millones de dólares en ese año, expresando así la creciente competitividad de las industrias provinciales. 

El agro también ha crecido y se ha tecnificado en los últimos siete años -según Schunk- con el aumento de la capacidad de acopio o la compra de maquinaria agrícola, agregando a esto “la inédita inversión pública en infraestructura”. 

Indicó, también, que el financiamiento bancario a las actividades agrícolas creció en Entre Ríos un 611% en el lapso 2007-2014. 

Explicó que Entre Ríos, al contrario de otras provincias, todavía mantiene un predominio de pequeños y medianos productores en las distintas actividades. “Este es el estrato que necesita el concurso del Estado para poder sostenerse. Por eso es que desde el gobierno provincial, a través del gobernador, fuimos los primeros en proponer la segmentación de las retenciones hace ya varios años. También sostuvimos la necesidad de crear un Instituto de Comercio Agropecuario que permita pagar un precio sostén al productor. Otro tema pendiente es el de los arrendamientos. 

“Es muy difícil ser competitivos con una agricultura donde el 70% se hace en campo arrendado. En la política impositiva provincial puede verificarse el impulso del gobierno provincial en priorizar al pequeño productor. El impuesto Inmobiliario Rural tiene alícuotas menores para las pequeñas explotaciones y los ingresos brutos tienen un límite de facturación a partir del cual no pagan nada”, indicó. 

Consideró que la protesta del sector agropecuario se sostiene en una situación internacional compleja “lo que erosiona la rentabilidad sectorial, en especial de la agricultura y la lechería”, indicó. 

“Por eso es que entendemos los reclamos y hemos promovido el plan de facilidades de pago del impuesto Inmobiliario, así como las demás demandas de la dirigencia agropecuaria de competencia provincial. El gobernador está impulsando dos medidas de fondo fundamentales: una propuesta de provisión de combustible e insumos para cooperativas y acopios mediante YPF (...) La segunda medida es el financiamiento subsidiado a productores agrícolas mediante el Banco Nación...”. 

“Lo que sí no puedo dejar de mencionar es que frente a reclamos atendibles del sector agropecuario, ciertos dirigentes que tienen un candidato a gobernador están aprovechando la situación para hacer política partidaria”, en referencia al candidato macrista Alfredo De Ángeli. “De lo contrario no se entiende la virulencia del reclamo, que no guarda relación con la actitud del gobierno provincial”, precisó.

Coment� la nota