Viqueira y Giri, con viento a favor en armado K.

Comenzó la danza de nombres en torno a candidaturas kirchneristas no “pejotistas”.
Tras el paso del jefe comunal Daniel Giacomino por Buenos Aires y de su reunión con intendentes y legisladores en una cena al término del acto en Olivos con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, comenzaron a sonar las posibles candidaturas de Horacio Viqueira, recientemente designado secretario de Desarrollo Social, y de la actual senadora Haidé Giri, aunque esta última haya sugerido en algún momento que no deseaba un nuevo cargo legislativo.

Y si bien, las versiones no indican para cuál lugar de la lista, o si serán candidatos a senadores o diputados, algunas fuentes consultadas coincidieron en señalar que ambos poseen el “visto bueno” del matrimonio Kirchner y también del intendente capitalino.

Distinto sería el caso de la diputada nacional Patricia Vaca Narvaja, ya que ésta estará finalmente -afirmaron- “en el lugar que disponga Néstor Kirchner, lo que podría ser un nuevo cargo en el Congreso de la Nación, o su regreso a algún cargo en el Poder Ejecutivo.

Los primeros nombres que comienzan a perfilarse para el armado K no peronista que intentará Giacomino para octubre incluyen a un dirigente del Frente Grande y a otra de extracción peronista, que abandonó la estructura de Olga Riutort, posiblemente cuando la actual concejala recrudeció sus críticas en contra de la gestión kirchnerista.

No son, sin embargo, Viqueira y Giri los únicos dirigentes con ambiciones o posibilidades de acceder a la candidatura para una banca dentro del kirchnerismo no pejotista en Córdoba (o del Frente Nuevo no juecista). Desde las estructuras del “giacominismo” hay funcionarios municipales que verían con buenos ojos esta posibilidad, para no hablar de los intendentes que servirán de “fiscalizadores” en el interior provincial y que están decididamente aliados con el kirchnerismo, y tal motivo convencidos a solicitar su espacio.

Las buenas relaciones de Cristina con Giacomino quedaron evidenciadas ayer en Olivos, cuando la Presidenta bajó de la tarima y se quedó conversando con el intendente de Córdoba, con Eduardo Accastello de Villa María, con la senadora Giri y con el gremialista Pablo Chacón.

“Estoy muy contenta con la convocatoria”, aseguran que les dijo Cristina para luego pedirles disculpas por tener que retirarse, ya que “es el cumpleaños del Flaco (Néstor) y no quiero hacerlo esperar”.

Sin embargo, contar con el hecho de tener que ser en Córdoba el “caballo del comisario” no será tan fácil. Deberá el kirchnerismo remontar una intención de voto del 8%, y la mala experiencia de 2007, cuando sin Juez ni Giacomino en las listas, sólo pudo colocar una diputada nacional en el Congreso, la dirigente de Barrios de Pie, Cecilia Merchán.

Comentá la nota