VIOLENTO DESALOJO EN GLEW

En el marco de un espectacular operativo policial que incluyó más de 600 efectivos, más de ochenta familias fueron desalojadas de un predio ubicado en Glew, en Almirante Brown. Los vecinos aseguraron que ocuparon esos terrenos porque "no tendrían a donde ir" y advirtieron que "muchos chicos pueden quedar en la calle sin un techo".
Luego del desalojo, los manifestantes cortaron la ruta 210 para pedir que el Municipio les otorgue las tierras para construir viviendas. Momentos de su suma tensión se vivieron ayer en Glew, partido de Almirante Brown, cuando un centenar de policías desalojó a más de ochenta familias que ocupaban un predio desde hace tiempo.

El operativo comenzó alrededor de las 8:00 en el terreno comprendido por las calles Iglesias, Patagones, Segundo Sombra y Nuestras Malvinas, cuando los 600 efectivos hicieron cumplir la orden firmada por la jueza de garantías Lilian Natiella. En ese contexto las decenas de precarias viviendas construidas con madera y chapa fueron derruidas.

Madres con bebés en brazos y niños con pánico en sus rostros fue el panorama que predominó durante buena parte de la jornada, y que se pudo retratar ademas de un fuerte cordón policial montado para evitar desmanes en el lugar.En un primer momento algunos vecinos opusieron resistencia. Según el relato de Marí Elena Carvajal, una de las ocupantes de las tierras, los policías "incendiaron varias casillas y golpearon a un hombre que intentaba defender sus pertenencias"

"Vinieron por la fuerza y no nos dieron tiempo a que nosotros desarmemos nuestras casas. Además, golpearon un hombre y se lo llevaron detenido. Acá hay muchos chicos y personas con discapacidades que quedaron en la calle y sin un lugar a donde ir", sostuvo la mujer mientras juntaba las maderas de lo que fue su casa.

Por su parte, la titular de la Jefatura Departamental de Brown, Mabel Rojas, explicó que "el lugar es una propiedad privada, que tiene una dueña que hizo una denuncia al ver que estas personas habían ocupado sus tierras".

En este sentido, desmintió que la policía haya agredido a los ocupantes y aseguró que "un hombre del lugar lastimó a uno de los efectivos al resistirse al desalojo, por lo que fue arrestado y trasladado a la comisaría local".

Pasado el mediodía, quienes tenían sus casas en el predio decidieron reunirse y cortar ambas manos de la transitada ruta 210 que une los partidos de Almirante Brown y San Vicente para que "autoridades municipales o provinciales" les dieran "una respuesta inmediata".

"Hay muchos chicos enfermos, hay gente discapacitada y mujeres que no tienen trabajo y van a quedar en la calle. Queremos que alguien del municipio nos ayude porque no somos delincuentes, somos personas que queremos trabajar y tener una vivienda", comentó José Burgo, que también debió abandonar las tierras ocupadas.

Del operativo participó personal de la Infantería de la Provincia, efectivos de las jefaturas distritales de Echeverría, Brown, Lomas de Zamora, Quilmes, Avellaneda y de las diferentes comisarías de la región.

La Unidad Funcional de Instrucción 17 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora interviene en el caso.

Comentá la nota