Violenta represión a trabajadores municipales

Después de las 13 horas se acercaron al Municipio personal de infantería de San Nicolás, donde los trabajadores se encontraban manifestando a raíz del fracaso de la reunión por mejoras salariales que se llevó a cabo en la Secretaría de Trabajo.
De un momento para otro, los efectivos tras la orden - que desconocemos quien la impartió - avanzaron con la intención de desalojar el hall repleto de municipales que pacíficamente demostraban su descontento. Hubo forcejeos, la rotura de uno de los vidrios principales del acceso al municipio, golpes que generaron la reacción de los trabajadores.El grupo que se encontraba fuera del edificio encendió cubiertas, y desde el interior empezaron a sonar más fuerte los bombos. Infantería se retiró unos metros, y comenzaron a llegar móviles policiales. Otros sindicatos, representantes de distintas fuerzas políticas se reunieron en forma improvisada con el secretario de gobierno Carlos Erroz y el comisario Oscar Gómez, para tratar de encontrar una salida a esta situación inesperada.Minutos mas tarde, el secretario general de ATE se dirigió a sus afiliados para consultarles qué era lo que querían hacer quienes, por unanimidad, decidieron mantenerse en el lugar mientras expresaban su enojo con gritos en contra de la policía y el Intendente, que estuvo ausente durante toda la jornada.Un hecho histórico, totalmente evitable, donde el grado del conflicto y la actitud pacífica de los empleados no ameritaba semejante final.

Comentá la nota