VIOLENCIA El Estado provincial invierte cada vez menos

Planilla: “Hay cada vez menos dinero para el área. Pareciera que para el gobernador (Oscar Mario Jorge) todo lo que no entra en una planilla de cálculos no existe, por ejemplo los derechos de las mujeres. Esto nos preocupa terriblemente”, dijo Laura Iglesias.
El Gobierno provincial cada vez invierte menos recursos presupuestarios en las áreas destinadas a la prevención y atención de la violencia familiar. Así lo reveló el Partido Socialista, al hacer un elemental análisis del presupuesto de los últimos años. El Centro Socialista del Plan 5000 desnudó esa realidad al presentar una encuesta con resultados “preocupantes” referida a la violencia familiar, en el Día de la No Violencia Contra la Mujer.

“Este tema no es ajeno a ningún barrio ni sector social”, dijo Laura Iglesias, en representación del Centro. Y señaló que la consulta vecinal se hizo como punto de partida.

“Los mitos de la violencia son creencias que tienen las personas, que en la mayoría de los casos justifican la violencia”, planteó al programa radial “Plan B”. Y puso como ejemplo algunos resultados: casi el 20% opina que “a la mujer golpeada le gusta que le peguen”; casi el 38% considera que las conductas violentas son innatas del ser humana; el 37% justifica a los violentos diciendo que es una enfermedad mental; el 18% considera que nadie debe meterse dentro de los hogares por problemas de violencia y un 14% plantea que son problemas de los hogares carenciados.

“Son datos preocupantes. El Estado debe intervenir, la justificación de la violencia como una enfermedad es una mentira”, insistió Iglesias.

También advirtió que al preguntarse cuáles son los lugares donde puede asistir una víctima, prácticamente el 78% plantea que el lugar de referencia es la Policía. Un 10% no sabe dónde recurrir y sólo un 4% visualiza al Servicio de Violencia Provincial, un 5% a la posta del FONAVI 42 y casi nadie al hospital del barrio como un centro donde pedir apoyo.

De ahí que el socialismo haya puesto el eje de su discurso en el recorte del presupuesto público del sector. “Se ha dado un achicamiento drástico a la partida presupuestaria para la prevención y atención a las víctimas de violencia. Comparando los presupuestos vemos que en 2007 estaban presupuestados $ 446.452, se bajó a 235.138 y para el año que viene sólo hay $ 167.891”, protestó.

“Hay cada vez menos dinero para el área. Pareciera que para el gobernador (Oscar Mario Jorge) todo lo que no entra en una planilla de cálculos no existe, por ejemplo los derechos de las mujeres. Esto nos preocupa terriblemente. Aducen que cada partida se va reduciendo porque la del año anterior no se gasta; no hay ningún programa específico, ni siquiera para la sensibilización. Es muy lamentable todo esto y llegamos a una fecha muy fuerte para las feministas, pero con una triste noticia, porque vemos que el Gobierno no se va a ocupar de este tema tampoco el año que viene”, insistió.

La Dirección de Prevención y Asistencia de Violencia Familiar está a cargo de Marta Fernández, una empleada de la Dirección desde hace mucho tiempo.

“Nos preocupa que pueda disponer de tan poco dinero para poder pensar políticas públicas tendientes a la eliminación de la violencia en toda la provincia”, remarcó el socialismo.

Respecto de la encuesta, Iglesias apuntó otras preocupaciones: “Esto de que las conductas violentas son innatas al ser humano, que el 38% conteste que sí es preocupante. Lo mismo esto de que los hombres padecen alguna enfermedad mental... Y además hay un 60% que conoce casos de violencia. Generalmente uno conoce esos casos en su familia o su vecindario, lo cual nos hace pensar que hay un porcentaje alto de las familias santarroseñas que padecen violencia”.

“Desde todos los sectores del Estado hay que trabajar sobre este tema. Las políticas públicas al respecto son fundamentales”, completó.

Comentá la nota