Los vinos locales entran en el acuerdo comercial con Venezuela

Gioja también quiere incluir galletas y se lo pidió ayer a la embajadora Castro. Además, Producción logró avances por Coviar y retenciones de vino y mostos.
Es curioso ver cómo los roces de la política internacional tienen desenlaces con aristas insospechadas. Como por ejemplo, que el enojo de Chávez con el gobierno colombiano, por permitir la instalación de bases norteamericanas en su territorio, terminará beneficiando a los bodegueros sanjuaninos: ayer se supo que en el acuerdo comercial que firmó la presidenta Cristina con su par venezolano Hugo Chávez, por 1.100 millones de dólares, están incluidos los vinos sanjuaninos y mendocinos, según informó ayer desde Buenos Aires el ministro de Producción, Raúl Benítez, y confirmó a la tarde el gobernador José Luis Gioja.

A esto se agregó que el gobierno venezolano quiere cambiar los hábitos de la población "y reemplazar bebidas fuertes como el whisky, por el vino", según agregó ayer Benítez.

"La ministro Giorgi (titular de Producción) nos los comunicó hoy. Tenemos muy buenas posibilidades de incrementar nuestras ventas de vinos a ese país", dijo Benítez, minutos antes de tomar un vuelo de regreso a San Juan, tras haber participado en una reunión con Giorgi junto a su par mendocino Raúl Mercau. Allí también hubieron avances sobre las retenciones del vino y mosto (ver página 3).

"Es verdad, yo hablé al mediodía con la embajadora en Venezuela, Alicia Castro, y me confirmó que allá hay mucho interés en el tema del vino. En la próxima misión argentina a ese país, que va a ser pronto, vamos a incluir a empresarios sanjuaninos del sector", dijo Gioja.

El gobernador agregó que además del vino, su intención es incluir en las posibilidades de venta a Venezuela las galletitas sanjuaninas: "La fábrica (Dilexis) está por poner en marcha una nueva linea de producción y pueden ampliar sus fronteras en ese país", dijo.

Por su lado, el ministro Benítez, destacó que los acuerdos firmados por Argentina para venderle a Venezuela, además de resultar muy beneficiosos para la cadena agroindustrial del país, también lo serán para las economías de San Juan y Mendoza.

También el turismo

En la actualidad San Juan exporta muy poco volumen de vinos al país caribeño. Pero ahora, el pintoresco presidente venezolano quiere cambiar algunos hábitos de la población -ayer se supo por ejemplo que prohibió el golf- y respecto a las bebidas, quiere impulsar la sustitución de bebidas fuertes como el whisky, por el vino. De ahí que la principal producción cuyana entró como anillo al dedo en el poderoso acuerdo comercial argentino-venezolano.

"Sólo falta agilizar unos permisos de importación que son difíciles de obtener, a veces tardan hasta un año, pero la ministro Giorgi ayer se comprometió a trabajar sobre ellos", agregó Benítez.

Pero la exportación de vinos no es todo: Giorgi también se dijo que en el paquete se puede incluir la promoción del turismo enológico. ¿Cómo es esto? Según explicó el titular de Producción, el acuerdo es muy amplio y también incluye la promoción de actividades económicas de ambos países.

En ese sentido, Argentina se comprometió a impulsar el caribe venezolano como destino turístico, y a su vez, el régimen bolivariano promocionará la bondades que las bodegas sanjuaninas y mendocinas proporcionan a los visitantes: Probar buenos vinos, disfrutar de la experiencia de conocer cómo se elabora, tener la experiencia de cosechar la uva entre los parrales y en algunos casos, hasta alojarse y comer en los hoteles al lado de los viñedos, al pie de la cordillera.

El acuerdo comercial lo firmaron Cristina Fernández y Hugo Chávez el martes pasado, gracias a que Venezuela decidió buscar en Argentina la sustitución del comercio con Colombia. El resultado: Ese país comprará en estas tierras autos, alimentos y maquinarias por U$S 1.100 millones.

Comentá la nota