El vino tinto, con más color no cayó bien en San Juan

Dicen que la nueva normativa del INV perjudica a San Juan: Sin cantidad y el precio irá a las nubes.
En tres días podrán salir a la venta los nuevos vinos hechos este año y la exigencia del INV de hacer los tintos con más color ha puesto de mal humor a los fraccionadores sanjuaninos de vinos básicos: Tres de las cuatro firmas más importantes de la provincia dijeron que la medida perjudica a San Juan porque en esta provincia hay poca cantidad y con menos color (a causa del clima), por lo que se acabará pronto y tendrán que salir a comprar a un alto precio a otras jurisdicciones para poder afrontar el año comercial.

El miércoles pasado el Instituto Nacional de Vitivinicultura resolvió tras una tensa discusión que se aplique desde este año la exigencia de 500 unidades de color, con un 10 % de tolerancia, para que un vino tinto genérico -el básico, usualmente envasado en tetra- sea considerado como tal. Hasta ahora el básico mínimo era de 400 unidades.

Los fraccionadores cuestionaron que la medida se aplique en este momento en que San Juan, la segunda provincia productora del país, fue la más golpeada por el clima -que provocó menos uvas en los parrales- y por un histórico ataque de peronóspora que disminuyó el color en las uvas tintas.

En Mendoza estos fenómenos climáticos no produjeron los daños que tuvo San Juan. Y pronosticaron que la escasez del tinto y esta exigencia de color van a "disparar los precios en el mercado a granel y complicar el abastecimiento de las empresas sanjuaninas en los mercados".

Las opiniones

"Esto afecta a San Juan y a la región", opinó Juan Carlos Hidalgo, de Peñaflor y destacó las pronósticos de stock de vinos del INV (ver aparte): "Según las estadísticas, la cantidad de tinto elaborado no alcanza para llegar a junio del año próximo. Mantener las 400 unidades de color no sería la solución, pero sí contribuiría a incrementar el volumen del tinto disminuiría el blanco y redundaría en un control del precio del vino tinto, porque a fines del año que viene, no podemos prever a cuánto llegará", agregó.

En coincidencia, el bodeguero Oscar González Valverde dijo que la medida generará, desde el punto de vista económico, "un estancamiento probable en el precio y demanda del vino blanco, y un aumento de demanda y precio en los tintos, por lo que es fácil advertir entonces cuál es la provincia que resultará perjudicada". Agregó que la exigencia no es mala, "pero no era el momento, ya que es un año de emergencia, con gran disminución de cosecha e importante caída en exportaciones. Se debió haber seguido como estamos para evitar tantos excedentes de blancos, dado que una parte de ellos se usa normalmente en cortes con tintos de buen color. Yo, como sanjuanino, no hubiera impulsado a que el vino genérico deba tener mas color que el que actualmente tiene", opinó.

Carlos García Pareja, de la fraccionadora Arenas, también se quejó por la medida: "Estamos de acuerdo con la política de calidad del INV, lo que pasa es que justamente este año se hace impracticable. Saltar 100 puntos de color cuando hemos tenido un problema climático innegable va a colocar a los vinos de San Juan muy en desventaja con los de Mendoza porque no vamos a disponer de las unidades de color necesarias para abastecer a nuestros mercados. Eso se traduce en una fuerte pérdida económica", opinó.

Falto un actor importante, Resero, en mano de la cooperativa mendocina Fecovita. Desde sus oficinas en Mendoza dijeron que los directivos no podían responder porque estaban de viaje. Pero fuentes del sector señalaron que ellos "seguramente están de acuerdo con el cambio porque serán los grandes ganadores, ya que el mayor porcentaje de vino fraccionado en San Juan es mendocino y una suba del precio favorece a sus socios".

Por su lado, Horacio Ripalta, gerente de la Cámara de Bodegueros de San Juan, opinó que la medida tendrá "una gran implicancia económica para las fraccionadoras sanjuaninas de vinos básicos", pero agregó que la entidad "no tiene una decisión tomada". "Están muy encontradas las opiniones porque la mayoría de nuestros socios son elaboradores de vinos de alta gama y esta medida no los afecta", agregó.

Comentá la nota