Viñateros vaticinan que se elaborará poco mosto

Con el actual esquema de precios se corre el riesgo de que los productores de las provincias de San Juan y Mendoza no destinen sus uvas a mostos, lo que provocaría la pérdida de los mercados internacionales donde se vende el producto, a la vez que aumentaría el stock de vinos con la consecuente profundización de la caída de los precios.
Así lo señala un documento que acaban de calcular la Asociación de Viñateros y la Federación, dos entidades que están actualmente enfrentadas con la política oficial vitivinícola y que para revertir este pronóstico negativo demandan al gobierno créditos de cosecha directos al productor (y no a las bodegas como definieron este año en San Juan y Mendoza) y con prenda sobre el mosto a elaborar.

El estudio además permite visualizar que lo elaborado en vinos y mostos en el 2008 fue menos que lo vendido en el mercado interno y externo, por lo que se usaron existencias de años anteriores y quedó reducido el stock. Teniendo en cuenta además que este año habrá menos uva que en 2008 por los daños climáticos calculan que aún cuando el mundo compre menos por la crisis, el vino y el mosto no alcanzarán y se volverán a achicar las existencias de stock. Eso es positivo porque redundará en un aumento natural de los precios.

El documente calcula que este año se precisarán al menos unos 500 millones de litros de mosto sulfitado para poder exportar 140 mil toneladas de concentrado, restando un 30% respecto a las 200 mil tn exportadas en el 2008, como consecuencia de la crisis mundial.

"Si tan solo se produjeran 500 millones de litros de mosto el stock técnico de vinos al 1 de junio de 2010 quedaría reducido casi a cero, lo que sería un hecho único en la historia de la vitivinicultura", dice el documento.

Sin embargo, en las entidades detallan que por el bajo precio que tiene actualmente el sulfitado -$0,62 por litro-, y porque los mosteros aún no han salido a comprar o lo han hecho a un precio muy bajo, los viñateros encontrarán más rentable destinar sus uvas a vino en lugar de mosto.

Por eso en las entidades insisten en que el gobierno tiene que implementar algún sistema que impulse la elaboración de mostos y promueven los créditos con prenda sobre mosto y que vayan directamente al viñatero. Justamente el gobierno local junto al de Mendoza han implementado una línea de cosecha y acarreo diferente: a $0,55 de base el kilo de uva y con entrega al bodeguero para que este lo pase al productor que entregue sus racimos.

"Si se llega al año que viene y no queda stock de vinos sería excelente porque serviría para proyectar hacia arriba los precios. Por eso se debe lograr que las medidas oficiales sirvan para que los productores este año hagan los 500 millones de litros de mosto, porque además hay que evitar por todos los medios perder esa exportación", insistió Juan José Ramos, titular de la Asociación de Viñateros.

Las cuentas

El documento señala que en el 2008 se exportaron 200 mil tn de mosto concentrado -equivalentes a 700 millones de litros de sulfitado-, en tanto que el mercado interno consumió 90 millones de litros (25 mil tn). Al mismo tiempo el vino exportado rondó los 400 millones de litros y fue de 1.050 millones de litros lo consumido dentro del país. Entre mostos y vinos totales suman 2.240 millones de litros, contra los 1.960 millones de litros que se elaboraron el año pasado. El resto para llegar a los 2.240 millones salió de las existencias, cuyo stock se redujo en 280 millones de litros.

Comentá la nota