El viñatero recibirá un plus si el mosto supera los $0,94.

El gobierno les pagará un diferencial por la uva, sólo si el mosto aumenta 14 centavos su precio actual.
Cada uno de los 600 viñateros que vendieron su uva al Estado Provincial a $0,55 el kilo (cuando en el mercado costaba $0,40), podrán recibir un plus o reajuste cuando el precio del litro de mosto sulfitado que se hizo con esa uva supere el valor de $0,94 el litro, según explicó el ministro de la Producción, Raúl Benítez. Es que según las cuentas oficiales, ese es el precio que debe alcanzar el mosto para que el kilo de uva cueste los 55 centavos que pactó el Estado. Y si el gobierno logra venderlo a más de ese valor, entonces les pagará un diferencial a los viñateros.

Hoy el litro de mosto cuesta $0,80, pero antes de la intervención del gobierno en el mercado con el operativo de compra de uva costaba $0,60 el litro. Además la merma calculada para su producción este año es del 30% respecto al volumen del año pasado, según la cámara del sector; entonces lo lógico sería que el precio siga subiendo.

Si al momento de la venta del mosto estatal, éste supera los $0,94, esa diferencia se repartirá entre los viñateros que participaron del operativo.

¿Cuándo? La idea del gobierno es salir a vender el mosto, que está depositado en las 36 bodegas que lo elaboraron, lo antes posible. Es decir que apenas el INV fije la fecha de liberación de vinos y mostos de esta cosecha, el gobierno puede salir a vender, esto podría ser en julio o agosto próximos.

Desde la cámara de mosteros explicaron que la intervención estatal tanto en Mendoza como en San Juan, no sólo ayudó a la mejora del precio de la uva, sino traccionó los del vino y mosto.

Pero además del aumento del precio en el mercado interno, también subió afuera ya que los exportadores de mosto se pusieron de acuerdo para no vender a precio bajos. Por eso cuando en febrero los compradores internacionales comenzaron a hacer ofertas bajas, relacionadas con el precio del mosto de manzana que es un 30% más bajo, no vendieron y eso hizo que el precio repuntara hasta los 1.100 dólares la tonelada actuales.

Satisfacción

"El operativo estatal para esta vendimia fue todo un éxito. Ayudó en los precios, eliminó las operaciones de apuro y atenuó situaciones críticas. Pero en una situación normal no lo hubiéramos hecho", dijo Benítez.

Si bien el operativo continuará hasta el fin de la cosecha (19 de abril), en San Juan casi no quedan racimos por levantar y a la semana 14 se habían cosechado 543 millones de kilos de uva (ver recuadro). De ellos el Estado compró 40 millones de kilos, que a $0,55 el kilo da una inversión de 22 millones de pesos, de los cuales ya se pagó la mitad a los viñateros con una demora de dos semanas entre la presentación y la transferencia. Ese dinero será recuperado cuando el gobierno venda el mosto.

"Lo importante no son las cifras, sino que era un momento de incertidumbre y salimos a poner una fuerte señal de precio al mercado, sobre todo para los productores chicos que no tienen poder de negociación. Pero esto se justifica sólo en el marco que nos encontrábamos en ese momento", dijo el ministro.

Comentá la nota