Villa Warcalde, con los pozos secos y aún sin agua potable

Villa Warcalde, con los pozos secos y aún sin agua potable
El sector no posee red domiciliaria de agua. Hubo una importante merma en el caudal de las perforaciones. Vecinos analizan llevar a cabo acciones judiciales.
Una importante baja en las napas subterráneas provocó que los barrios Villa Warcalde y Alto Hermoso se quedaran sin provisión de agua. Esa zona del noroeste de la ciudad de Córdoba carece del servicio de agua potable, por lo que obtienen el recurso de perforaciones.

Anoche, un grupo de vecinos del sector se reunió para evaluar la situación y se informó que se analiza llevar adelante acciones judiciales para alcanzar una solución. Tampoco descartan realizar medidas de protesta que podrían incluir el corte del tránsito en el puente de ingreso al barrio.

El problema comenzó a hacerse evidente en diciembre, cuando el caudal de los pozos comenzó a disminuir. El proceso se fue agravando, y en los últimos días varias perforaciones directamente se secaron.

Esto provocó que las bombas que se utilizan para la extracción se quemaran, y en otros casos que las viviendas se quedaran sin agua.

Este diario consultó sobre el inconveniente a la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Provincia, que respondió que se conocía el caso. También ratificaron que durante este año se realizarán las obras necesarias para la construcción de la red domiciliaria –que habían sido anunciadas en 2008– , pero no se precisó cuándo comenzarán los trabajos.

Los voceros del grupo vecinal que se reunió anoche, quieren que se aceleren los procesos. "Desde hace siete años que vienen prometiendo el agua para el barrio", sostuvo uno de los vecinos afectados.

Vivir sin agua. "Además de no tener agua potable, la que extraemos de los pozos tiene arsénico", relató Mariano Bonetto, residente de Alto Hermoso. "Y en esta época, en la que las napas debieran estar altas porque no hay sequía, hubo una baja muy en el caudal", agregó.

Los vecinos sospechan que el descenso del caudal no se debe a un problema de la naturaleza, sino que tiene su origen en alguna de las nuevas urbanizaciones de la zona que podría estar haciendo un abuso del recurso.

"Hay mucha gente en el barrio que está directamente sin agua", afirmó Bonetto. En otros casos, las bombas debieron ser instaladas a mayor profundidad.

"Acá hay muchos problemas derivados de la falta de planificación, pero el más importante es la falta de agua, porque no tenerla hace que llevar una vida normal sea imposible", finalizó el vecino.

Comentá la nota