"Villa María dejará de estar en el mapa aeronáutico del país"

El especialista cuestionó el procedimiento por el cual el Ejecutivo procura trasladar el aeródromo de la ciudad. Le preocupa que Villa María se quede sin pista, contradiciendo lo planteado por los visionarios que donaron el terreno del Aeroclub
Ricardo Zalazar integra como especialista en aeronáutica los equipos técnicos del Frente Cívico. Desde ese rol, analiza la situación de los aeródromos de la provincia y advirtió una grave problemática en el de Villa María.

"Vemos que hasta ahora, el ‘nuevo’ aeropuerto es sólo una promesa, mientras que al actual, quieren destinarlo a un country. Si levantan un ladrillo sin que esté listo el nuevo, Villa María no tendrá más una pista y desaparecerá la ciudad del mapa aeronáutico", explicó Zalazar.

Dijo además que dejar de estar en ese mapa trae problemas. "Por ejemplo, no tendrán la posibilidad de que arribe un avión sanitario para trasplantes", indicó.

Para fundamentar su afirmación, enumeró una serie de hechos que considera irregulares.

En primer término, habló del cargo del terreno, recordando -tal como lo hizo el vecino Gabriel Correa en audiencia pública- que el predio fue adquirido en 1921, ocho años después que se hiciera el primer vuelo en el mundo, para destinarlo al desarrollo de la aviación.

En 1924, los propietarios de la tierra y de la idea (Porfirio Seppey, Flavio Pérez y Silvio Gagliardi), decidieron donarlo al Ejército con el cargo que se destinara a la aviación. Lo demás, es historia conocida, el Ejército lo vendió al municipio por 1.400.000 pesos y de allí salió el proyecto de urbanización que todavía es discutido porque hay organizaciones que piden que se destine a viviendas sociales.

"Nosotros no nos oponemos a la idea de un nuevo aeropuerto, pero es importante que antes de desestimar el primero, el nuevo no sea un proyecto, sino una obra concreta", dijo el especialista.

Pero Zalazar fue más allá. Mostró documentación en la que la comisión directiva del Aeroclub Villa María le pide al entonces presidente de la Nación, Néstor Kirchner, que transfiera el terreno a la Municipalidad para evitar el reclamo de los herederos de los tres vecinos que compraron el terreno. Ellos tendrían derecho a las tierras, porque se deja de cumplir el cargo para el cual fue donado.

"El vicepresidente de la comisión del Aeroclub es Osvaldo Villanueva, quien además es presidente de la constructora Arrow SA. Esa empresa recibió 140 mil pesos para hacer obras en el terreno del nuevo aeródromo. Me parece que está claro que estamos frente a un negociado donde se priorizan obras públicas inútiles, como la de la costanera, para generar una generosa caja", concluyó.

Comentá la nota