En Villa Iris, visitó los campos y el frigorífico

Tras reunirse con autoridades de Puan, el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Emilio Monzó, recorrió ayer la castigada zona rural de Villa Iris.
El funcionario arribó a las 11 a la delegación municipal, donde mantuvo una extensa charla con el jefe comunal Horacio López y el delegado local Néstor Chialva. Después se reunió con los representantes de la Asociación de Productores, con quienes luego se trasladó hasta algunos campos vecinos para evaluar la difícil situación que viven los chacareros del lugar a causa de la intensa sequía.

El presidente de la entidad ruralista, Gustavo Dalmas, recalcó que la visita del funcionario era "sumamente necesaria".

Dalmas destacó además la importancia de debatir con autoridades y dirigentes rurales sobre las medidas a tomar para paliar los efectos de la intensa sequía.

"Lo que nos parece muy bueno es que, en vez de atender gente en La Plata, el ministro salga a recorrer los campos y vea con sus propios ojos las necesidades de los productores", dijo.

"Sobre todo, en las zonas del sudoeste de la provincia, que son las que más necesitan ayuda", agregó.

Dalmas recalcó que, a pesar de las diferencias que mantuvieron los chacareros con el gobierno, los canales de comunicación se irán abriendo si se mantiene un constante diálogo institucional.

"Ahora hay que trabajar en las propuestas, no en la protesta", enfatizó.

"El ministro dijo que nuestra situación era muy parecida a la de Villarino y Patagones, y reconoció que en forma urgente hay que brindar una ayuda a los chacareros de aquí que incluya forrajes para alimentar el ganado, principalmente a las vacas madres y los terneros", contó.

Tras entrevistarse con los productores, el ministro y su comitiva se trasladaron hasta el edificio del frigorífico, para delinear cuales serán los pasos a seguir con el objetivo de que se ponga en marcha lo antes posible.

Según Dalmas, Monzó se comprometió a apoyar el proyecto del frigorífico.

"Además, a través de una propuesta de la Asociación de Productores, el municipio comenzó a realizar un proyecto para que una vez concluida la obra nosotros gestionemos con alguna institución pública el manejo del mismo", detalló.

"No queremos que quede en manos de un privado, porque lo único que quieren es hacer negocios a costa nuestra", advirtió.

Dalmas señaló que, para poner el frigorífico en marcha, se necesitan 357.000 pesos. Con eso se terminará una cámara de frío, entre otras obras.

Antes de partir de Villa Iris, Monzó, la comisión de emergencia y desastre agropecuario y productores independientes resolvieron volver a mantener contacto en breve.

"La idea es que en esta semana le podamos enviar toda la información que nos pidió para obtener, en forma urgente, la ayuda que necesitamos", dijo Dalmas.

"El ministro nos dio su palabra de que se va a tener en cuenta al productor que vive del campo y que menos tiene, ya que hay muchas personas, por ejemplo políticos, que poseen campos y tienen la plata necesaria para comprar alimento para los animales", indicó.

Comentá la nota