EN VILLA FOX Y EL CENTRO: NUEVAMENTE LOS VECINOS SE QUEJAN POR OBRAS DE MANTENIMIENTO ATRASADAS

Vecinos de diferentes barrios continúan viendo cómo el paisaje urbano va decayendo conforme a la acumulación de baches y calles agrietadas y con pérdidas de agua.
Asimismo, cuando algunos de estos inconvenientes son reparados, las obras tardan días, a veces semanas, en repararse.

“Antes había un profundo bache, ahora hay gomas, una cinta de peligro atada a un poste de señalización vial, el mismo bache más profundo y más ancho, porque lo arreglaron a medias, y toda la zona repleta de agua. O sea que no arreglaron nada, solamente aportaron más desorden y suciedad a toda la esquina”, comentó una vecina de Justa Lima y Arribeños, en donde un bache torna, prácticamente, intransitable esa zona de Villa Fox.

Todo se inició por un llamado que hicieron los frentistas a raíz de una pérdida de agua de mitad de cuadra. Llegó una cuadrilla de Aguas de Zárate, rompió alrededor del bache, señalizó el lugar y se marchó sin volver al sitio a terminar la obra.

Lo mismo sucedió en la esquina de Sarmiento y Suipacha, en donde colocaron dos tarimas de madera como sostén de una cinta de peligro, ubicada en la mitad de ambas calles para demarcar la “zona de trabajo”, además hay rocas y un pozo a medio tapar en el medio de la esquina.

“Hace días que no viene nadie a continuar estas tareas, llamamos y nos dicen que por la lluvia, después que tenemos que esperar a la finalización de otros trabajos. Mientras tanto, los días pasan y la esquina continúa igual, representando un grave peligro para todos los que transitan por ella”, expresó un vecino de la calle Valentín Alsina.

Por último, a la vuelta de esta peligrosa esquina, sobre la calle Pueyrredón al 100 y al 200, una gran mancha de agua brota de un caño roto hace dos semanas. Los vecinos, llamaron a Aguas de Zárate, quien les respondió que enviarían a una cuadrilla de empleados a la brevedad.

En tanto, el vecindario ya está resignado a que el problema tardará semanas en resolverse, “tardará varios días en que vengan y el doble en que arreglen la pérdida, porque vienen, rompen todo y se van”, se quejó una vecina Pueyrredón al 200.

Comentá la nota