Villa Argüello: calles destruidas y desbordes cloacales al tope de las quejas

Desbordes cloacales, aguas servidas en zanjas y cordones, falta de alumbrado público y calles intransitables son algunos de los problemas que ayer denunciaron los vecinos de Villa Argüello que viven en la zona de 66 y 132.
Según contaron, el agua estancada es el caldo de cultivo de mosquitos que los tienen a maltraer, "a partir de las 5 de la tarde nos tenemos que encerrar porque los mosquitos nos vuelven locos, se fumigó el centro del barrio, pero hasta acá no llegaron", señaló una vecina.

En esa zona de Berisso hay agua corriente, pero faltan cloacas, gas natural y alumbrado público. La mayoría de las zanjas están obstruidas y el agua queda estancada. "Muchos niños tienen granos infecciosos y sufren enfermedades respiratorias por el agua contaminada que pisan por todas partes", agregó una joven madre.

La esquina de 131 y 66 se inunda frecuentemente como así también algunas viviendas que quedaron por debajo de la línea de la calle, "tiraron tanta tierra colorada que cuando caen dos gotas el agua va hacia nuestros terrenos y lo mismo pasa cuando se llenan las zanjas, con el agravante de que esa agua está podrida", apuntó Graciela Rodríguez, vecina de la zona.

El mal estado de la calle, la falta de veredas y la inundación complica la salida de muchas personas que cuando llueve se ven obligadas a quedarse en sus hogares. Tampoco pueden entrar los autos y lo que más le preocupa a la gente es que en varias oportunidades las ambulancias no pudieron acceder hasta los domicilios que las solicitaron. Los habitantes de esa región pidieron que se pavimenten las calles que van de 131 a 133 de 64 a 66 y en particular que aunque sea se pase una máquina niveladora en 66 entre 133 y 134, calle abierta por los vecinos. En ese sector se pidió que la Municipalidad de Berisso propicie la regularización del tendido eléctrico.

También se informó que es insuficiente el alumbrado público en el tramo comprendido por las calles 123 y 135.

Además se indicó que es necesario que se fumigue una chatarrería que se encuentra en 66 y 124 y un depósito de autos ubicado en 64 y 125 porque la gente considera que desde esos lugares se puede propagar hacia todo el barrio los mosquitos que transmiten la enfermedad del dengue.

TESTIMONIOS

Emilce Segovia.- "Hay tanta agua estancada por todas partes que a partir de las 5 de la tarde nos tenemos que encerrar porque nos comen los mosquitos; la semana pasada se fumigó, pero sólo hasta la parte más céntrica del barrio. También tienen que hacer un buen arreglo de las calles porque sólo se tiró un poco de tierra colorada".

Eduardo Santander.- "El agua de las zanjas está estancada porque todos los desagües están en mal estado. Además todo el barrio es muy oscuro, faltan columnas de alumbrado público y que se limpien los basurales que se forman en muchas esquinas".

Alejandra Velazco.- "Muchos chicos tienen enfermedades respiratorias y granos que les sale porque están en contacto con agua contaminada y desbordes cloacales de la red que viene desde La Plata y pasa por esta zona. Tienen que mejorar los desagües del barrio para que no nos inundemos y también hacen falta veredas"

Comentá la nota