Vilaguay: El intendente hizo durísimas acusaciones al diputado departamental

Un sacerdote acusó de mafiosos a medicos del hospital. El diputado Argaín (PJ) vinculó al capellán con el intendente Fuertes. El jefe comunal rompió el silencio y lanzó conductas “non sanctas” sobre el legislador.
El conflcto y la Iglesia

El padre Leonardo Javier Tovar decidió tomar postura en medio de la profunda crisis institucional que desde hace meses afecta al Hospital Santa Rosa, de Villaguay, donde un grupo de médicos ha resuelto poner en cuestión al director, Gonzalo Carril, quien llegó a ese puesto, dicen en aquella ciudad del centro de Entre Ríos, apadrinado por el intendente Adrián Fuertes.

El hospital, ese hospital, está en crisis desde que renunció el ex director, Pedro Crosa, en 2008, malquistado con la Secretaría de Salud que, luego del paro que realizaron los médicos, dispuso los descuentos salariales por los días no trabajados.

El padre “Leo” dice que la cuestión es más honda: “Noto que la primera deuda, no sólo social, sino moral, con nuestro hospital la tiene el Estado. El Estado ha hecho abandono durante años, dándonos migajas. Ese es el primer conflicto. Esto es algo que el cuerpo religioso del hospital lo viene planteando, incluso se lo planteamos al ex ministro de Salud (Gustavo) Bordet”.

Así pues, el padre “Leo”, que pide y repite lo que pide, por favor, respete lo que yo digo, tal como yo lo digo, entonces el padre “Leo” dice: tengo la conciencia tranquila. “No ataco a los médicos, yo digo las cosas como las veo. Y digo también que la primera deuda es del Estado. Acá hubo un problema salarial, el director Crosa renuncia a la dirección, y asume el nuevo director, Carril. A muchos profesionales del hospital, entre 4 y 5, se les ofreció el cargo de director. No lo aceptaron. El intendente Adrián Fuertes propone el nombre de Gonzalo Carril. Lo aceptan en Salud, y asume. No interviene el Colegio Médico en la designación. Este médico que tenemos ahor de director no responde a los intereses de la medicina privada, ni al Colegio de Médicos, por lo tanto hay que sacarlo, eso piensan algunos”, entiende.

La postura de los profesionales fue ahora avalada por la Federación Médica de Entre Ríos (Femer), que pidió lisa y llanamente la “intervención” del Hospital Santa Rosa, y la separación de sus puestos de las actuales autoridades.

Argain: “Un operador político con una sotana”

El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Darío Argain, salió al cruce de las polémicas declaraciones del padre Leonardo Tovar. “El cura se pretende poner en el lugar de salvador del mundo y en realidad es un operador político con una sotana, fogoneado y pago por la cúpula política”, arremetió Argain sentando sospechas sobre el intendente Fuertes.

“Tovar no es un cura ni un representante de la Iglesia, es un operador político que ha dicho muchas mentiras y viene operando desde hace bastante tiempo, por lo que creo que su palabra no es seria ni válida a la hora de hablar de salud y de la problemática del hospital”, insistió Argain.

Fuertes: "La bajeza de Argain no tiene límites"

"Desmiento absolutamente por falaces e inmorales las declaraciones de Argáin, jamás he hablado de política con el Padre Leonardo Tovar, quien me consta es una persona honorable, honesta y humilde reconocido por toda la comunidad de Villaguay, cosa que resulta imposible de afirmar de algunos de sus enemigos", indicó el intendente en un comunicado enviado a INFORME DIGITAL.

El jefe comunal empezó a poner áspero su discurso al señalar que "Los villaguayenses saben que intereses defiende Argáin, que ni siquiera, son los de sus colegas sino los de él mismo y sus negocios".

Dueño de las farmacias

Más adelante, Fuertes ajusta la lupa sobre Argain, e indica que "Seria interesante investigar y divulgar en que farmacias ha comprado remedios el hospital publico y a quien pertenecen y si sus dueños son o no funcionarios públicos y por ahí se vaya dilucidando un poco el misterio haciendo uso del sistema de nuestros gauchos que dice “hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño”.

"La diferencia entre los Argáin y yo es conocida generación tras generación, mi familia es reconocida por servir a nuestra comunidad y el por otras actividades de publico conocimiento de los villaguayenses", cargó la tinta nuevamente Fuertes.

"Nunca me he manifestado en contra de este señor, y esta va a ser la última vez que lo haga por que ni siquiera vale la pena", dice Fuertes, que por último pide "a la inmensa mayoría honesta de médicos de Villaguay y de Entre Rios que no tiren su honra a los perros por acompañar a gente cuya única patria y dios es el dinero y luchen junto a la mayoría del pueblo en la hermosa patriada de tener un hospital publico digno transparente y al servicio de todos, especialmente de los humildes".

Comentá la nota