Vila: "Si hace falta iremos a la Justicia"

El presidente de La Capital y UNO Medios, Daniel Vila, dijo ayer en el programa de Mariano Grondona que está dispuesto a ir a la Justicia, frente a la amenaza que representa la nueva ley de servicios audiovisuales, para defender el multimedios que construyó a lo largo de treinta años con su hermano Alfredo y José Luis Manzano. Anoche a las 21, en Hora Clave, por Canal 26, entrevistado por Grondona y Luis Novaresio, Vila sostuvo con vehemencia que "construimos lo nuestro con 30 años de trabajo, no le robamos a nadie y no tuvimos prebendas del Estado. Vamos a defender a nuestras empresas, en las que les damos trabajo a seis mil personas en todo el país"."Todos los días hay que pensar en pagar sueldos —agregó— que son el sostén de seis mil familias".
En el inicio del programa, Vila detalló que el grupo que dirige tiene empresas de televisión por cable en 17 provincias, cinco diarios, cinco canales de TV abierta y participación en América 24 y América TV, en este caso en sociedad con Francisco De Narváez y sus hijos; lo que lo convierte en el segundo en importancia después de Clarín. Agregó que el proyecto oficial no sólo pone en juego ese patrimonio, sino que arriesga el futuro de unas ochocientas compañías de cable, muchas de ellas pequeñas, en todo el país.

Nuevos monopolios. Vila cuestionó que el proyecto favorezca a las empresas telefónicas con el 33 por ciento del espectro (otro 33 quedaría para el Estado y entidades intermedias y el 33 restante para los actuales operadores) porque se terminará "reemplazando a un monopolio por dos", y ligó la irrupción de Telefónica y Telecom con intereses de "una parte del kirchnerismo".

Explicó que es "crítico" del monopolio y por eso confrontó con el grupo Clarín, pero que no se trata de "cambiarlo por dos del tamaño de las telefónicas", una de las cuales (Telefónica) ya domina Telefé. "Me pareció bien —comentó— que le sacaran el monopolio del fútbol, pero no al costo de los seis mil millones de pesos en diez años que comprometió el gobierno con la AFA, que pagaremos todos".

Vila dejó en claro que esa posición no lo ata frente al proyecto de ley de servicios audiovisuales ya que, de concretarse, "tendremos que ponerle precio de remate a nuestras empresas, como ya nos pasó en República Dominicana, donde sufrimos una extorsión y debimos vender un cable a precio rebajado, y en Bolivia, donde socios del gobierno nos obligaron a vender o, si no, nos expropiaban". "En aquel momento pensábamos que esto en Argentina no pasaba", comentó con ironía.

Con una metáfora fundamentó por qué sus coincidencias con el fin del monopolio de los goles no lo obliga a convalidar el proyecto de servicios audiovisuales: "Soy amigo hasta que entran en mi casa, violan a mi mujer y matan a mis hijos", dijo.

Vila, ante una pregunta, respondió estar dispuesto a entrevistarse con la presidenta Cristina si es convocado, "pero sólo para hablar del proyecto de servicios audiovisuales y de manera pública, no privada" y exhortó a los diputados a defender los intereses del interior del país.

Comentá la nota