El ojo de la TV vigilará diputruchos por el escándalo de los votos dobles

El ojo de la TV vigilará diputruchos por el escándalo de los votos dobles
Los porteños podrán seguir todas las sesiones en vivo y en directo a partir del 1º de marzo. Es una de las medidas anunciadas para lograr más transparencia. Aún no hubo sanciones a los que votaron de forma irregular.
La Legislatura porteña comenzará la próxima semana a reparar el escándalo de los “diputruchos” que en diciembre pasado reveló Crítica de la Argentina. Desde el 1 de marzo serán televisadas por el canal de la Ciudad todas las sesiones para dotar de mayor transparencia los debates parlamentarios. Todavía está pendiente la sanción disciplinaria para los legisladores que votaron en lugar de sus compañeros de banca y la implementación de un sistema de voto electrónico confiable que reduzca la posibilidad del fraude.

En su primera transmisión, el espectáculo parlamentario tendrá como estrella invitada al jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Las emisiones comenzarán con el mensaje del ingeniero durante la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura. El vicepresidente primero del cuerpo, Diego Santilli, anunció ayer que la televisación será en vivo “sin cortes comerciales, ni de ningún otro tipo”.

El 14 de diciembre este diario reveló que en la sesión que se había realizado dos semanas antes los diputados del PRO Silvia Majdalani y Oscar Moscariello votaron por sí mismos y luego, usando el sistema electrónico, lo hicieron en lugar de sus compañeros de bloque Cristian Ritondo y Daniel Amoroso.

El caso derivó en un escándalo que ameritó la realización de una sesión legislativa especial para tratar el tema. En ese debate, los diputados admitieron el error y se comprometieron a cambiar las reglas, para lo cual promovieron una serie de medidas:

• Impulsaron la transmisión de las sesiones por el canal oficial de cable, Ciudad Abierta, la misma señal que Macri prometió clausurar durante la campaña electoral de 2007.

• Anunciaron que iban a promover una reforma del reglamento que impida la “tercerización” de los votos. Todavía no hubo noticias sobre este tema.

• Resolvieron reemplazar el sistema electrónico por otro que impida la posibilidad de que un legislador exprese su voluntad en lugar de otro, lo que se logra con la implementación de un lector de huella dactilar, y que contabilice automáticamente el quórum. El nuevo sistema sería implementado en los próximos meses.

Hubo una cuarta promesa en aquella sesión especial convocada para saldar el escándalo. Los diputados trasladaron el episodio a la Junta de Ética para que analice si el comportamiento de los “diputruchos” merecía alguna sanción disciplinaria.

El lunes pasado debía realizarse la primera reunión de esa comisión para evaluar el tema. Pero no hubo quórum. Los legisladores del oficialismo no se sentaron a discutir. Ocurre que aún no se ponen de acuerdo sobre el camino que deben seguir: un sector del bloque del PRO insiste con que el tema debería archivarse ya que, según ellos, no hubo ninguna falta y que el reglamento no prevé penas para situaciones como ésa.

El otro sector afirma que, al menos como señal para la sociedad, y en un año electoral, los legisladores involucrados deberían aceptar su responsabilidad y donar un sueldo o parte de él a una institución de bien público. Los abonados al cable podrán seguir el debate en el Canal 80.

Comentá la nota