El viernes que viene no habrá subtes

El cuerpo de delegados de las cinco líneas de subterráneos y el Premetro anunció un paro de 24 horas para el viernes 12 para el caso de que se realice "la fraudulenta elección" de representantes de base convocada por el consejo directivo de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).
En conferencia de prensa ofrecida esta tarde en el Salón 'Cabezas' del Congreso Nacional, los delegados anunciaron la convocatoria a la protesta en rechazo de "este nuevo atropello".

"Se trata de un nuevo atropello a los derechos de los trabajadores, fundamentalmente después del último fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La convocatoria de la UTA es ilegal y amañada y confiamos en la intervención de la cartera de Trabajo", afirmó el delegado Norberto Pianelli.

El dirigente de base sostuvo que "el paro se realizará si la UTA persiste en esa convocatoria ilegal" y añadió que el proceso electoral violenta la Ley de Asociaciones Profesionales y el convenio colectivo que firmó el gremio con la empresa Metrovías.

"Desde hace un año la UTA mantiene una actitud mafiosa hacia el cuerpo de delegados, por lo que debimos presentar una serie de denuncias penales a partir de agresiones y amenazas", agregó.

Pianelli indicó que "unas 50 o 60 personas que perciben sus salarios en Metrovías sólo se dedican a amedrentar a los delegados y a los trabajadores. En un principio el sindicato procuró expulsarnos del gremio y ello fue evitado por Trabajo".

Del mismo modo, recordó que las elecciones de renovación de delegados debían realizarse el 19 de septiembre último, tal como ocurre cada dos años desde 1994, y fueron "suspendidas".

"Esta nueva convocatoria viola los derechos mínimos. No seremos cómplices de esta maniobra al servicio de un grupo que se dice representante del personal, por lo que ha sido impugnada", dijo Pianelli, quien aseguró que "el viernes no habrá servicios".

Aunque la UTA, liderada por Roberto Fernández, negó que la convocatoria violente las leyes y los derechos de los trabajadores, Pianelli aseguró que el consejo directivo sindical procura "dividir y fragmentar a la representación de base".

"Trabajo debe garantizar el cumplimiento de la ley. La empresa es cómplice de un grupo cuasi mafioso que actúa en su seno impunemente y no estamos dispuestos a permitirlo", concluyó.

Comentá la nota